La elección intermedia federal y las locales del 2021

La seducción de la elección intermedia que se celebrará el próximo 6 de junio de 2021, está vinculada al interés de ganar la mayoría de los 500 diputados que integran la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y las elecciones locales concurrentes, en las que se elegirán 15 gobernadores, 30 congresos estatales y casi 2,000 ayuntamientos. En total, más de 21,000 cargos de elección popular de los que idealmente, 10,500 tendrían que ser ocupados por mujeres.

Esto explica la reiterada insistencia del presidente López Obrador de querer aparecer en las boletas de la elección con el pretexto de la revocación de mandato o de la consulta popular del juicio a los expresidentes y hacer campaña tratando de repetir los resultados de la elección de 2018.

Contar con una mayoría simple o calificada en la Cámara de Diputados y ganar los gobiernos, los congresos locales y los Ayuntamientos, representa el objetivo para aprobar con comodidad cuantas iniciativas se les ocurran, y gobernar con la mayor arbitrariedad y verticalismo.

Este proceso electoral, por su magnitud y por los intereses en juego, representa sin lugar a dudas el evento político de la mayor importancia en el país, ya que definirá no sólo la composición de la Cámara de Diputados Federal y una nueva geografía electoral con nuevos gobiernos estatales, congresos locales y Ayuntamientos, sino que estará marcando el futuro del país.

Esta contienda será entre Morena, el partido del gobierno y sus aliados, contra los partidos de oposición, visiblemente PRI, PAN, PRD y MC, para los que representa la oportunidad revertir la inactividad política en la que han estado sumidos desde la derrota de 2018, cuando Morena ganó la Presidencia de la República, las Cámaras del Congreso de la Unión y un buen número de Congresos Locales.

¿Qué pueden hacer los partidos de oposición para ganar el mayor número de cargos de elección popular y recobrar su capacidad política como oposición activa?

Aunque una golondrina no hace verano, los resultados de las elecciones de Coahuila e Hidalgo arrojaron una participación del 53.80%, (https://bit.ly/3kYhkUm), lo que muestra que diversos factores tuvieron un peso determinante en la elección del pasado 18 de octubre, lo que debería ser ponderado en una estrategia que les permita ganar la mayor parte de los más de 21,000 cargos de elección popular creando las condiciones que les permitan romper la hegemonía del partido del gobierno.

Al respecto, deben aprovechar la incapacidad de Morena para nombrar a sus dirigencias y organizarse como partido; la carencia de cuadros, perfiles y liderazgos; la inconformidad por la imposición de candidatos; y la falta de propuestas y compromisos serios y concretos acordes con las necesidades de la sociedad; son condiciones que representan ventajas a capitalizar por los partidos de oposición, como se probó en las recientes elecciones de Coahuila e Hidalgo.

Es muy importante para la ciudadanía que los partidos de oposición, les demuestren que el desempeño de Morena como partido mayoritario es muy deficiente en todas las acciones de gobierno, porque provoca incertidumbre y malestar; circunstancia que se convierte en una buena bandera de campaña para que los partidos de oposición concreten su propósito de obtener el mayor número de triunfos, que les permitan restablecer los equilibrios y contrapesos democráticos al ejercicio de gobierno.

Esta incapacidad del gobierno federal, se muestra en materia de desarrollo político-democrático, económico, social, cultural, fiscal, hacendario y presupuestal, de salud, de seguridad, de política exterior, de justicia, y en general de todos los ramos de la administración pública; lo que contrasta con su capacidad para imponer como única verdad a los otros poderes y a los organismos autónomos, la voluntad de un solo hombre, contrariando lo establecido constitucionalmente en nuestro sistema político y de gobierno.

Para los electores esta circunstancia no ha pasado desapercibida, no sólo por las consecuencias y perjuicios que la falta de resultados les ha causado, sino por la destrucción del valor público que tienen las instituciones. La ciudadanía lo sabe y lo cobrará en las elecciones.

Afortunadamente, cada vez una mayor cantidad de ciudadanos repudian la manera vertical y autoritaria de su trato; la descalificación abusiva de adversarios; la condena permanente a la crítica; la polarización que provoca división y enfrentamientos; la falta de un clima que propicie el entendimiento y la armonía que requerimos para superar los problemas que conllevan la pandemia del COVID-19, la crisis económica, la pérdida de empleos y la creciente inseguridad, materias en las que han fracasado rotundamente.

La ciudadanía reprueba la desastrosa atención de estos problemas, somos el cuarto país con el mayor número de defunciones en el mundo; se ha negado el apoyo a los empresarios, que ante la falta de ingresos, cayeron en la insolvencia que provocó el cierre de sus empresas y el despido de sus trabajadores; y de seguridad, ni hablar, los resultados han sido pésimos: “México vivió los primeros 20 meses de gobierno de López Obrador la época más violenta de su historia. El número de homicidios dolosos durante este periodo alcanzó los 59 mil 451, contra 32 mil 576 de Peña Nieto, 18 mil 442 de Felipe Calderón, y 22 mil 890 de Fox.” (https://bit.ly/329pYYX)

Con una activa participación en los procesos electorales Federal y Local del 2021, los partidos políticos de oposición pueden cambiar este trágico presente y escribir el porvenir político de la Nación. Tienen que considerar que al interior del país hay un fuerte sentimiento anti-centralista, que se opone a los abusos y arbitrariedades de un poder federal que se aleja de los procedimientos y prácticas institucionalizadas y concentra los recursos presupuestales para otorgarlos discrecionalmente según le convenga.

Pero, No todo lo que brilla es oro, la ciudadanía ya se dio cuenta del vergonzoso y pobre desempeño de quienes ganaron las diputaciones locales y federales en el 2018, que ignoraron las demandas ciudadanas, y su gestión legislativa ha sido inexistente. La mayoría de Morena en el Congreso de Hidalgo, sólo ha protagonizado actuaciones populistas, y en la Cámara de Diputados Federal, sólo han sumado su voto para desaparecer los fideicomisos y el Fondo de Salud, ignorando que su compromiso como representantes populares, tiene como primer y último objetivo el bienestar de los hombres y de los pueblos. (https://bit.ly/3kbf8I9)

Agenda

  • Las elecciones para presidente en los Estados Unidos fueron ganadas por Joe Biden, lo que pone fin a un gobierno populista y abusivo, enhorabuena para el pueblo de los Estados Unidos y para el Mundo.

Twitter: @Esteban_Angeles       

Facebook: Esteban Angeles

Blog: perspectivahgo.com

RRC: Red por la Rendición de Cuentas

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑