La Gobernabilidad y la Nueva Pluralidad de los Ayuntamientos

El municipio como célula básica de la estructura política en México se ha empobrecido no sólo en recursos, sino también como manifestación de la soberanía del pueblo que lo hizo nacer.

Es impostergable armonizar la tarea pública y política para lograr mejores niveles de bienestar para la población, al respecto, el presente proceso electoral para renovar los Ayuntamientos de los 84 municipios del Estado de Hidalgo, ofrece a los partidos políticos la oportunidad de impulsar prácticas y acciones que coadyuven a lograr este propósito, materializándolas justo desde la etapa de selección interna de los candidatos que participarán en la Jornada Electoral del próximo 7 de junio.

La tarea sustantiva del proceso electoral estriba en fortalecer la democracia para que la pluralidad se armonice con el valor de la propuesta política de candidatas y candidatos y para hacer de la contienda una lucha reivindicatoria, donde las estructuras democráticas hagan del Ayuntamiento el poder orgánico del pueblo.

El activismo político es notable. El IEEH y algunas dirigencias partidistas, han formulado declaraciones respecto al método de selección de candidatos, a los términos de la convocatoria que los aspirantes deberán atender para ser precandidatos, a los actos y acciones de precampaña que los aspirantes pueden realizar, al registro y autorización de candidatos ante el IEEH para participar en la contienda electoral; al financiamiento público y privado para precampañas y campañas, a la paridad de género, a la participación de jóvenes e indígenas, entre otros temas. Por su parte los candidatos independientes, trabajan recabando los apoyos electorales a que están obligados a obtener y asegurar su registro.

Todos sabemos que en la elección municipal se compite por el Ayuntamiento mediante una planilla integrada por un candidato a presidente municipal, un síndico y regidores, y que constitucionalmente se establece que el Ayuntamiento es el órgano de gobierno, al que corresponde aprobar todas las acciones del quehacer público y generar los mandatos al Presidente Municipal para su debida ejecución.

Empero, más allá de estas disposiciones, nuestro pragmatismo e idiosincrasia política, ignorando estas atribuciones del Ayuntamiento, han hecho que el Presidente Municipal sea la figura central al que se le confía toda la responsabilidad del gobierno, lo que ha provocado el menoscabo de las funciones de síndicos y regidores.

Empero, esta circunstancia cambiará por las nuevas disposiciones para integrar la representación proporcional de regidores en el Ayuntamiento, ya que conformarán un órgano de gobierno municipal distinto con una dinámica renovada, lo que hará que la selección de candidatos cobre la importancia política y estratégica que nunca ha tenido; obligará a los partidos a cuidar la integración de la planilla de candidatos y a construir nuevas relaciones y formas de colaboración, entendimiento y coordinación del trabajo político electoral que la planilla tendrán que observar como el nuevo modelo de trabajo, no sólo durante la campaña, sino como gobierno constituido, lo que cambiará radicalmente el ejercicio de gobierno.

Lo sustantivo de la reforma electoral aprobada por el Congreso del Estado de Hidalgo en 2019, dispuso que los regidores plurinominales de los próximos Ayuntamientos se integren de manera distinta a la que conocíamos. Ahora las planillas que no obtengan la mayoría de los votos tendrán el derecho que se les asignen regidurías de representación proporcional a las personas que encabezan las planillas perdedoras, es decir, a los candidatos o candidatas a presidentes municipales.

La reforma electoral municipal al cambiar la forma de integrar los Ayuntamientos, da un salto cualitativo en materia de representatividad y pluralidad política, equidad de género e inclusive, en racionalidad del claustro político, que abre nuevas oportunidades de desarrollo a todos los partidos, que al tener representación en el Ayuntamiento podrán mostrar capacidad de construir un gobierno abierto, con un ejercicio público y en público.

La nueva estructura del Ayuntamiento como órgano del poder municipal deberá garantizar a los ciudadanos gobernabilidad democrática, para que representantes y representados no se erijan como antípodas de la construcción pública, sino como dimensiones en público de la sustentabilidad de un gobierno abierto.

Frente a las nuevas disposiciones en la integración del Ayuntamiento, la cultura de la clase política deberá ser capaz de trascender en tolerancia, argumentación, construcción de acuerdos, desarrollo de prácticas y mecanismos para lograr una concertación sustantiva, que salvaguarde la gobernabilidad del municipio.

La heterogeneidad de las problemáticas sociales exige de las y los candidatos al Ayuntamiento, respuestas concretas y expeditas guiadas hacia la eficacia, eficiencia y productividad; y cuidar de no caer en la letanía de que “se hace camino al andar”, porque eso es inopia y miopía política, que presagia un desastre administrativo;

El espíritu reflexivo de candidatas y candidatos debe comprometerse con el renacimiento del municipio como estructura de integración social y como esencia de una democracia de calidad; estar predispuestos a formular soluciones sin sectarismos ni banderas fratricidas; no generar la inconcreción de la tarea pública; y ser el andamiaje de la ciudadanía activa que reivindique las asimetrías históricas.

La ciudadanía exige como lo expresa Mauricio Merino, hacer que proceso electoral, “…no sea sólo la elección de una o varias personas en el poder político y que, según sus discursos proféticos, resolverán todos nuestros males con ideas únicas, acciones asistencialistas, o peor aún, con ocurrencias rutinarias…”.

Al terminarse con la integración de Ayuntamientos donde imperaba la discrecionalidad sobre el juicio reflexivo, esperamos que ejercicio de gobierno haga de lo público potestad soberana del pueblo y premisa que encause las iniciativas y propuestas de las y los candidatos para construir un Ayuntamiento solidario e inteligente, que sustente los anhelos ciudadanos.

La falta de liderazgos y la abundancia de oportunistas y saltimbanquis, será un obstáculo para que la pluralidad del Ayuntamiento resultante de este proceso electoral, constituya la vanguardia de las virtudes cívicas que nuestra comunidad reclama, donde la cultura política prime y no tenga que educarse a los candidatos en la atención del espacio público, ya que por desgracia, la impericia como premisa de gota amarga, se repite cada proceso electoral.

Agenda

  • El colectivo “Brujas de Mar”, con el lema “El nueve nadie se mueve”, convocó a las mujeres a no realizar ninguna actividad el próximo 9 de marzo. Este paro nacional constituye una fuerte llamada de atención para exigir se atienda con eficacia el grave problema de violencia hacia las mujeres. La solidaridad y respaldo que ha recibido esta lucha, de amplios sectores de la sociedad, es ejemplar y constituye una “revolución de consciencias”, en la exigencia de seguridad como un derecho de interés público.

 

Twitter: @Esteban_Angeles

Facebook: http://facebook.com/estebanangelesc

Blog: http://bit.ly/2pTqHZU

RRC: http://rendiciondecuentas.org.mx/category/opinion/

Correo: angelesceron@hotmail.com

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑