La Comisión de Selección y el Comité de Participación Ciudadana del SNA

En mayo de 2015 el Constituyente dio vida al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) pretendiendo abatir la corrupción y la impunidad, heridas históricas cuyos estragos han creado un clima de desconfianza ciudadana de magnitud tal, que llegaron a naturalizarse y a constituir lógicas de “normalización”, afianzando las raíces de estas anomias.

En este camino, el SNA no ha estado exento de ataques e impugnaciones en su tarea de articular las piezas de una maquinaria que como modelo de probidad publica, custodie la transparencia y rendición de cuentas y genere certidumbre institucional ante los momentos apremiantes que vivimos.

 

Como respuesta a la crítica mordaz y a los intereses mezquinos que pretenden manchar el naciente SNA y sus estructuras ciudadanas, ha surgido el “Libro Blanco”, documento que glosa puntualmente todas las fases del proceso de selección, la metodología y los criterios adoptados para custodiar y vigilar la pertinente integración de la Comisión de Selección (CS) y el Comité de Participación Ciudadana (CPC) del SNA, órganos colegiados conformados por ciudadanos íntegros y distinguidos por su compromiso con la Nación.

 

Frente a las impugnaciones del perfil profesional, trayectorias, capacidad y posibles conflictos de interés en el proceso de selección de los integrantes del CPC, la escrupulosa construcción del Libro Blanco precisa las fases de selección en los apartados: I. Conformación de la Comisión de Selección; II. Reglas de funcionamiento de la Comisión de Selección; III. Proceso de Selección del Comité de Participación Ciudadana y; IV. Lecciones aprendidas y recomendaciones. Su objetividad y transparencia permiten evitar toda suspicacia y resisten cualquier escrutinio. (http://comisionsna.mx/wp-content/uploads/2017/06/Libro_blanco3.pdf)

 

La limpieza del proceso de integración de la CS y del CPC constituye una experiencia relevante que debe observarse en las entidades federativas para homologar la transparencia de procedimientos y metodologías; asegurar armonización y efectividad; atender y entender la complejidad de las estructuras y lógicas locales con un esfuerzo de inteligencia institucional, que permita lograr el objetivo general del sistema.

 

Es inconcebible la miopía política e intereses oscuros de algunos representantes populares, que ignoran que los derechos políticos de la ciudadanía deben ser entendidos como una dimensión jurídica de facultades, prerrogativas, libertades y pretensiones de las personas para constituir, encauzar y dirigir los órganos y asuntos públicos, consecuentes con un régimen democrático.

 

Deberían saber que son derechos fundamentales consagrados en nuestro Contrato Social, la libertad de cada ciudadano mexicano para asociarse o reunirse pacíficamente, con cualquier objeto lícito, así como el de disfrutar un entorno alejado de la discriminación y persecución por cualquier motivo, lo que es coincidente con la perspectiva de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

Esta contundente prescripción exige respeto irrestricto. Cualquier acto, insinuación e incitación a restringir los derechos políticos de los ciudadanos, constituye una afrenta a este derecho y por ende a la libertad y dignidad humana.

 

Hoy, que el país abre su visión a la integración de los ciudadanos al ejercicio de gobierno abierto; al respeto de los derechos políticos como derechos humanos; a la horizontalidad y corresponsabilidad en la toma de decisiones públicas, no podemos permitir que ninguna fuerza extraña o interés mezquino individual, sectario, de grupo o partidista, impida que los ciudadanos ejerzan sus derechos políticos. Hacerlo, es ir contra el derecho y ello, es ir contra el pueblo y la Nación.

 

La censura y la inopia política de un legislador y su fracción parlamentaria pretenden discriminar e impedir la postulación a los ciudadanos hidalguenses que hayan pertenecido al servicio público del gobierno anterior, o bien, pertenezcan al Consejo Consultivo Ciudadano del Estado de Hidalgo, para integrar la CS o el CPC del Sistema Estatal Anticorrupción; absurdo que rechazamos enérgicamente, porque nadie tiene derecho de discriminar, perseguir o negar los derechos políticos.

 

Esto es el aliento troglodita de aquel que, teniendo la capacidad de crearla, no respeta la Ley. No podemos equivocarnos. Ningún sistema anticorrupción puede funcionar al margen de mecanismos que desarrollen y fortalezcan la cultura de la legalidad, componente sociológico que no ha sido atendido correctamente desde las estructuras institucionales y que ha generado un déficit en la efectividad de las mismas.

 

En este sentido, el SEA debe propiciar la transformación institucional del combate a la corrupción con un enfoque cultural, porque las anomias de la probidad del servicio público, requieren invertir la lógica sistémica de su combate en la base de sustentación social que la genera.

 

La caracterización fenotípica cultural de la corrupción, impone vertebrar un sistema eficiente anticorrupción que moralice las estructuras sociales y realice el ejercicio de gobierno de la mano del tejido social. El Estado debe atender urgentemente la evolución ética de la sociedad para que asuma desde la conciencia cívica, el valor de la probidad social.

 

El contexto es inmejorable. Hidalgo debe trascender de un gobierno comprometido con el combate a la corrupción, a generar elementos de eticidad sistémica; reforzar el civismo ciudadano desde la educación pública; ampliar la participación ciudadana en los mecanismos de la toma de decisiones; crear políticas públicas anticorrupción; sistematizar los procesos centrales de la conciencia social desde la pedagogía política que incorpore el civismo, los valores democráticos y la solidaridad ciudadana.

 

México tiene un futuro que no puede perderse. La reestructuración de la probidad institucional debe darse desde la cultura de la legalidad, dimensión que languidece y que exige trascender la fragmentación que hoy prima en el tejido social, que sólo puede darse si el compromiso del Estado se construye en el crisol del pueblo.

 

Agenda

  • Dieron inicio las actividades de la Universidad Digital del Estado de Hidalgo (UNIDEH), que al brindar oportunidades de estudio al alcance de toda la juventud hidalguense, constituye como afirmó el gobernador Omar Fayad, una nueva era para una Educación Superior con equidad, ya que es “…la única herramienta para que el gobierno ponga en igualdad de circunstancias a sus jóvenes…

 

  • El Dr. Lorenzo Córdova Vianello, Presidente del Consejo General del INE, dictó la conferencia, “La Competitividad Electoral de Cara al 2018”. Asimismo en el marco del informe y toma de protesta de la nueva directiva de COPARMEX, Adela Micha, disertó sobre “El Papel de la Transparencia Rumbo al 2018”. A menos de un año de la elección de 1 de julio del 2018, ambos conferenciantes coincidieron en resaltar la pérdida de credibilidad y confianza en las instituciones, llamando a autoridades electorales, gobiernos federal, estatales y municipales; actores políticos, partidos, aspirantes y candidatos; así como a organizaciones del sector privado y social y ciudadanía a cumplir sus responsabilidades.

 

Twitter: @Esteban_Angeles

Facebook: http://facebook.com/estebanangelesc

Blog: http://bit.ly/2pTqHZU

Inteligencia Electoral: http://bit.ly/2pmcxiU

Correo: perspectiva@estebanangelesc.com

 

Un comentario sobre “La Comisión de Selección y el Comité de Participación Ciudadana del SNA

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑