La Multidimensionalidad del Desarrollo Sustentable en el PED 2016-2022

 

presupuesto

Los paradigmas del desarrollo y los modelos de crecimiento económico a nivel internacional, han resultado incompatibles con la preservación bioambiental e incluso con las vocaciones económicas regionales de los pueblos.

Este planteamiento advierte que es imprescindible asumir desde una visión integral, que la realidad productiva es multidimensional, multicausal y compleja, y que debe estar articulada con las fuerzas político-sociales para proteger el desarrollo generacional de la humanidad.

En este sentido, la Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente en Río de Janeiro, Brasil, en 1987, publicó el Informe Brundtland “Nuestro futuro común”, que consideró, “El desarrollo es sustentable cuando satisface las necesidades de la presente generación, sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones…”

Aunado a este esfuerzo internacional, están las conferencias mundiales firmadas por México para abordar la Sostenibilidad del Desarrollo; la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de 2015; las directrices de la COP-21, ratificadas en la COP-22, y la Nueva Agenda Urbana (NAU) de ONU-Hábitat.

Con estos referentes, el PED 2016-2022 de Hidalgo, plantea  una significativa diferencia entre el desarrollo sustentable y el simple crecimiento económico, premisa que potencia las especificidades de las vocaciones locales y su autogestión, y genera desde sus propios actores, armonía, eficiencia, calidad y una visión del progreso social de largo aliento.

La planeación democrática que une los esfuerzos de la sociedad civil y el gobierno, impulsa como condición básica, que la sustentabilidad en Hidalgo debe edificarse en la equidad económica, ecológica, energética, científica, cultural y social, en un proceso para el mejoramiento creciente de la calidad de vida de los ciudadanos y sus comunidades con una visión a corto, mediano y largo plazo.

De igual manera, la regulación y ordenamiento del territorio en la entidad, demanda la instrumentación de políticas públicas que aseguren un crecimiento equilibrado, sustentable y equitativo de sus ciudades, como criterios fundamentales para desarrollar los asentamientos humanos, con espacios para actividades sociales y productivas.

Habrá que responder cómo se insertarán los procesos de sustentabilidad, cambio climático y resiliencia en el amplio espectro de políticas públicas territoriales y en sus instrumentos de planificación, de tal manera que permitan avanzar y encauzar la participación ciudadana hacia escenarios de verdadera Concertación Progresista, rendición de cuentas, eficiencia y funcionalidad de la gestión pública.

Conjugar estos elementos, impone una visión integral que debe articularse en una Agenda Ambiental del Estado, como eje rector en la atención a los problemas de agua, suelo, cubierta vegetal, calidad del aire; así como el manejo integral y especial de residuos industriales y municipales; la viabilidad del desarrollo regional; la creación de infraestructura; y el uso y aprovechamiento eficiente de la energía.

Estos temas nodales, insertos en una nueva estructura institucional proclive a la cultura ambiental y a la investigación académica aplicada al medio ambiente, tienen un enfoque de resguardo y preservación patrimonial de las áreas naturales ante el integracionismo y los compromisos en materia de cambio climático a nivel global.

A su vez, coexisten temas sensibles como la movilidad y el transporte, la solución de problemas citadinos de seguridad, salud, vivienda, educación, cultura, procuración de la justicia y paz social, en el procesamiento del conflicto y estabilidad de oportunidades.

De acuerdo a las expectativas sociales que ha generado la construcción del PED 2016-2022, la naturaleza jurídica de la planeación democrática hará valer en la reingeniería del nuevo gobierno, la justa dimensión de la participación de la ciudadanía, lo que perfila al desarrollo sustentable como una dimensión de integración social, en la co-creación de las tareas del quehacer público, pero mucho más significativo, en la dignificación del pueblo.

En este sentido, el Consejo Consultivo Ciudadano del Estado de Hidalgo, planteó durante el 5º Congreso Estatal de Participación Ciudadana en la Gestión Pública una redefinición del marco jurídico para el fortalecimiento de la participación social, que permitirá avanzar en la misión institucional de generar un gobierno de proximidad ciudadana y hacer de la participación de la sociedad y del desarrollo de las políticas públicas para la sustentabilidad, los valores fundamentales del ejercicio de gobierno para abrir espacios de comunión político-gubernamental, en una sociedad organizada, informada, deliberante y corresponsable.

En el PED, la sociedad civil aparece como protagonista y no como comparsa del desarrollo; recupera el propósito histórico del ejercicio virtuoso del gobierno, que hace valer la voluntad soberana del pueblo; y es consciente de la nueva conceptualización del desarrollo sustentable, en la prospección de la equidad y la justicia social.

Los debates y avances de los Foros de Consulta Ciudadana Regionales, no sólo han enriquecido la construcción del PED, sino que han propiciado un activismo y entusiasmo social impulsado por el liderazgo de proximidad ciudadana del Gobernador Omar Fayad Meneses, que privilegia la coexistencia de lo cotidiano con su pueblo y no se encierra en el palacio de gobierno.

En este diálogo de Concertación Progresista entre ciudadanía y gobierno, también se pondera armónicamente la temática del urbanismo, la industria y el comercio sustentables, para la generación de empleo de calidad en el marco de la gestión de oportunidades sociales.

La idea de estimular las potencialidades y capacidad humana como factores centrales en la ciudadanización institucional que recupera el PED,  pretende modificar el modelo desarrollista que sujeta al Estado al mercado, en detrimento de los valores y derechos humanos consustanciales del progreso social.

Este enfoque innovador del PED 2016-2022, marca un nuevo patrón de sustentabilidad  y armonía eco-cultural; al relacionar el progreso humano y su articulación con la naturaleza, como rasgos indiscutibles  de una realidad pública  que debe trascender a la ampliación del capital y de las oportunidades sociales, para garantizar un desarrollo humano sostenible.

Sobresale en este quinto eje del PED, la prescripción del camino para la generación de mecanismos de participación ciudadana de nuevo cuño. Ahora sólo falta que la conciencia social y el gobierno formen en un solo crisol, el progreso de Hidalgo.

Agenda

  • Con la presencia del Lic. Omar Fayad Meneses, Gobernador Constitucional del Estado de Hidalgo, se llevó a cabo el 5º Encuentro Estatal de Participación Ciudadana en la Gestión Pública con el tema “El Sistema Nacional Anticorrupción y la Participación Ciudadana” y se presentó al Ejecutivo la Iniciativa con Proyecto de Decreto de Reforma Constitucional que reconoce el derecho a la participación ciudadana en la gestión pública y crea el CCCEH como órgano constitucional autónomo, y el Proyecto de Decreto de su Ley Orgánica.

  • El Presidente Enrique Peña Nieto en el marco de la COP 22, decretó cuatro nuevas Áreas Naturales Protegidas y cinco Zonas de Salvaguarda.

Twitter: @Esteban_Angeles

Facebook: http://facebook.com/estebanangelesc

Blog: https://perspectivahgo.wordpress.com/

Correo: perspectiva@estebanangelesc.com

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑