Inteligencia Electoral en el Período de Reflexión

sociedad

El miércoles 1º de junio concluye el proselitismo político de las campañas para renovar los poderes públicos e inicia un “periodo de reflexión” y una “veda electoral” que suspende las actividades del proselitismo político.

Más allá de esta veda electoral, el período de reflexión constituye para partidos, candidatos, autoridades electorales y ciudadanos, un espacio para valorar su desempeño y hacer el balance de sus acciones. Los partidos y candidatos, afinarán sus estrategias electorales. Las autoridades, definirán la manera de garantizar la integración y funcionalidad de las mesas receptoras del voto. Los ciudadanos, ponderarán las ofertas políticas y decidirán un sufragio razonado.

En este contexto, las preguntas de fondo son, ¿qué mecanismos pondrán en operación partidos y candidatos para allegarse los votos de sus bases militantes y de la ciudadanía?, ¿qué recursos de impugnación presentarán?, ¿qué harán las autoridades electorales para asegurar la integración y funcionamiento de la Mesas Receptoras de Votos, la provisión de materiales electorales y el desarrollo de la jornada electoral?, ¿qué evalúa el ciudadano para emitir su voto?

Respecto a la decisión del voto ciudadano, podemos afirmar que históricamente se ha enfrentado a un precario conocimiento de la escena política. Los ciudadanos muchas veces votan por un partido o un candidato, simplemente porque les agrada.

Frente a esta realidad, es impostergable desterrar esta cultura política afectiva o empática. La imagen y simpatía social no pueden sustentar la decisión del sufragio. Este tipo de percepciones, no pueden inclinar el voto ciudadano porque provocan un espejismo político que no evalúa las propuestas, ni las plataformas políticas y mucho menos los programas de gobierno.

El síndrome de esta cultura política afectiva, ha derribado tácitamente el racionalismo político, sólo priman el “halo” de una interacción equívoca y la ausencia de la inteligencia política-electoral a la hora de emitir el voto.

Ante esta precariedad, celebro que como parte de las campañas políticas de proselitismo electoral, se hayan abierto nuevas rutas de participación y comunicación con el propósito de incrementar la calidad democrática.

En este sentido, subrayo la organización de los debates de candidatos, por ser elementos de politización social indispensables para articular propuestas y soluciones y fortalecer la vinculación entre políticos y ciudadanos.

Es necesario llevarlos a cabo en los Consejos Distritales o Municipales del IEEH e impulsar protocolos de confrontación crítica y constructiva entre candidatos, utilizar formatos que sin radicalismos, ni esterilidad discursiva, propicien la fortaleza ideológica de los contendientes y plasmen argumentos para la construcción de soluciones y oportunidades a la ciudadanía.

El debate político, no puede ser frontera improductiva entre oponentes, porque el ciudadano queda como objeto residual y marginado del escenario que ha sido construido para él. La denostación no edifica propuesta social, cuando los debates se convierten en arenas políticas que evidencian la impericia e incapacidad de los contendientes.

Expreso mi sincero reconocimiento al IEEH y a las y los candidatos que participaron en estos debates.

En estas nuevas rutas, destaco también el uso generalizado de las redes sociales y la operación de plataformas digitales. Innovaciones tecnológicas del espacio político que favorece el poder de la información y la comunicación; fomentan la interacción político-social; empoderan desde el saber horizontal e igualitario a la ciudadanía; y forman conciencia social para entender y orientar la toma de partido en la escena política.

La fortaleza de las redes sociales y plataformas digitales, está en el respeto a la libertad de los usuarios, condición que impulsa la comunicación, el conocimiento y la participación ciudadana. En este sentido, el Observatorio Ciudadano www.inteligenciaelectoral.org.mx, con un enfoque interactivo y colaborativo, desarrolla una nueva dimensión y edifica relaciones políticas que privilegian la información como elemento sustantivo para elevar la calidad democrática.

En Inteligencia Electoral, se establecen vínculos de contacto para que la ciudadanía conozca a los actores políticos, sus trayectorias, preparación, experiencia laboral y propuestas; y facilita la interacción con el tejido social, mediante una ventana de retroalimentación virtual.

Resalto de este esfuerzo ciudadano, el compromiso que asumieron las y los candidatos que compartieron y transparentaron su información para fortalecer la comunicación con la sociedad.

Con motivo de la jornada electoral, la información de Candidatos, Partidos Políticos,  Programas de Gobierno y Agendas Legislativas de este portal ciudadano, será retirada a partir del día 2 de junio en acatamiento a las disposiciones electorales y se pondrán en operación dos nuevas ventanas, una “Ubica tu Casilla”, para georreferenciar la casillas de acuerdo a la credencial de elector y a la ubicación del teléfono celular; y otra, para conocer los resultados del “Programa Preliminar de Resultados Electorales (PREP)” del IEEH.

El próximo 5 de junio no podemos permitir que nuestra abstención política, se convierta en la primera forma de inconcreción del  futuro ejercicio de gobierno.

No obstante que el abstencionismo sea una de las mayores rupturas ciudadanas a la confianza institucional y una derrota autoimpuesta del tejido social ante el quebranto de la credibilidad y el deterioro de la legitimidad del orden público, es necesario refrendar nuestro espíritu democrático y salir a votar.

El abstencionismo no es un síndrome antidemocrático, es la más pura expresión de la democracia.

Abstencionismo y participación ciudadana no son antípodas, son expresiones del régimen político que evidencian el rechazo al statu quo, como síndrome de la “política insípida”, ya que la ciudadanía no pretende tirar a la democracia, sino hacerla valer.

Partidos políticos y autoridades, deben fortalecer la confianza ciudadana en las instituciones. Ello implica estructurar y concretar respuestas a las demandas sociales; y desterrar la autoexclusión del proceso electoral y la marginación del ciudadano de la toma de decisiones y del cumplimiento de sus demandas.

Las denuncias e impugnaciones de los actores políticos sobre la comisión de posibles violaciones al régimen de derechos políticos, no pueden demeritar el proceso electoral que es de todos los ciudadanos. Es necesario refrendar el cumplimiento y probidad de partidos y candidatos ya que tienen el encargo de proceder a la altura de los principios éticos de esta contienda política.

Agenda

  • El Presidente Peña Nieto, firmó como testigo de honor los Convenios para la Ejecución de Acciones en Materia de Formalización del Empleo, suscritos por los 32 gobernadores, el Secretario del Trabajo y el Director del IMSS, con el propósito de garantizar a trabajadores informales el acceso a diversas prestaciones.
  • El observatorio económico de México ¿Cómo vamos?, ha señalado que la desigualdad ha aumentado en el país producto de la precaria redistribución del ingreso, así como de políticas sociales que no cumplen sus objetivos, lo que genera un decrecimiento de las oportunidades sociales.

Twitter: @Esteban_Angeles

Facebook: http://facebook.com/estebanangelesc

Blog: https://perspectivahgo.wordpress.com/

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑