La Reforma Integral del Estado y su Socialización

IMG_1247En el marco de la Reforma Integral del Estado Mexicano, la ciudadanía demanda que el sistema político y de gobierno, concrete transformaciones que impacten y modifiquen el ejercicio del quehacer público y lo sustenten en la concertación progresista.
La reorientación del orden público hacia la transformación de las estructuras productivas, políticas, educativas, culturales y sociales, bajo principios que fortalecen el sentido democrático de la planificación del Estado, en estos momentos resulta significativa, porque organiza y articula el ejercicio gubernamental, el empoderamiento y la ciudadanización de las lógicas políticas de las estructuras institucionales.

En este contexto, la aprobación de la Reforma Integral del Estado y sus leyes secundarias, al refrendar el principio de representatividad en el que se sustenta el Gobierno de la República, marca una trayectoria de cambio social inclusivo y horizontal, con oportunidades de mejoramiento en la calidad de vida de los ciudadanos.

En consecuencia, las reformas estructurales al estar sustentadas en la convicción de que el ciudadano es el epicentro del quehacer público, tendrán que responder no sólo a las lógicas económicas del ejercicio de gobierno, a la operatividad y modernización del funcionamiento administrativo, sino también de manera prioritaria, al compromiso de impactar significativamente la problemática social reflejada en la desigualdad, la marginación, la pobreza y el hambre.

Esta reestructuración implica establecer nuevas directrices, cambiar estructuras anquilosadas y desechar inercias y atavismos. Asimismo, impone socializar los contenidos de las Reformas Estructurales, para que los ciudadanos las conozcan, las vinculen con los referentes del Modelo Integral de Desarrollo que las motivó y dispongan de elementos concretos para darles sentido y significado, frente a las necesidades de su cotidianeidad y fortalezcan su participación, ejerciendo su derecho a conocer.

Esta nueva racionalidad, obliga a profundizar el debate ciudadano y a orientar la opinión pública sobre los diversos problemas nacionales; a considerar la transversalidad de las variables laborales, productivas y financieras; y a ponderar que la forma como se planifica un país, está determinada por las oportunidades y opciones de su sociedad, por la calidad de vida y su patrimonio social, cuestiones que al estar planteadas en la lógica de la Reforma del Estado, deben ser conocidas, ya que son patrimonio nacional y tienen la fuerza valórica de la legitimidad.

La participación ciudadana dentro del proceso de reconversión, modernización y sustentabilidad orgánica del Estado Mexicano, debe ser fundamento de una profunda reforma social incluyente, que permita garantizar y guiar una transición hacia mejores niveles de vida de los mexicanos, en un proceso de desarrollo económico, producto de la estabilidad política que impere en el país.

En este propósito público, es inaplazable implementar un nuevo modelo de comunicación social, e ir más allá de comunicados de prensa, spots de radio y televisión, o de anuncios publicitarios espectaculares, y hacer de la información, una propuesta ilustrada que fortalezca la cultura política de los ciudadanos, profundice su sentido unitario, evite la dispersión, inconexión, fragmentación y parcialización de la administración pública, que la ciudadanía percibe y sufre ante los cambios sustantivos que experimenta la Nación.

Un país debe tener rumbo y timón. No se nos puede olvidar que toda modificación legislativa del ejercicio público, implica un cambio en la composición del tejido institucional y social. Debemos apreciar que la Reforma Integral del Estado, es vital para afianzar los nexos entre gobierno y sociedad civil, porque es inaplazable recobrar la credibilidad y la confianza ciudadana, cambiar las percepciones sociales a través de una comunicación oportuna, cierta y de calidad del ejercicio de gobierno, ya que cualquier omisión o sentido parcial en este proceso, dejará a la deriva el debate veraz de los propósitos y alcances que reviste la actuación del Estado frente a la ciudadanía.

Las Reformas Estructurales concretadas, deben verse como un ejemplo de modernización integral del Estado Mexicano y ser evaluadas como un esfuerzo progresista para el desarrollo nacional. Esta perspectiva de reestructuración, implica que el conocimiento ciudadano de las reformas, debe constituir no un acto propagandístico de lo realizado, sino la oportunidad de integración ciudadana efectiva con las estructuras políticas del Estado.

El valor intrínseco que advierte la comunicación política del ejercicio de gobierno, estriba en que se debe hablar con una sola voz: la del ciudadano, por lo que toda interlocución política es una oportunidad para afianzar y recuperar la confianza y credibilidad del tejido social, al tiempo que, la transparencia sea la máxima del actuar de la clase política y de las instituciones, en el ejercicio de gobierno.

La aprobación de las reformas deja una lección y reflexión de fondo: la responsabilidad de ciudadanizar los actos del Estado en el ejercicio de gobierno, se construye en público con la acción ciudadana. Comunicarlos no es sólo un acto de difusión ni un camino unidireccional, o un diálogo de sordos. Por el contrario, es la oportunidad para restablecer los nexos que permitan estar atentos, escuchar y actuar, ejerciendo el gobierno, en mérito de edificar las soluciones a las demandas y alternativas a las que tiene derecho el pueblo.

Un gobierno que escucha al ciudadano, se escucha a sí mismo; fortalece su identidad gubernamental, porque hace de la palabra y voz ciudadana, la expresión de comunión que vertebra en el origen, la construcción de la Nación.

Agenda

  • Como se anunció se espera que hoy se promulguen las leyes secundarias de la Reforma Energética, con ello finaliza el ciclo de las reformas económicas de segunda generación impulsadas por el Presidente Peña Nieto, en el marco del Pacto por México.
  • Urge que las autoridades federales aclaren el fraude cometido a los consumidores, en la adquisición de gasolina, al parecer operado por una red de corrupción desde el interior de Pemex.
  • Como entender a un Gobierno como el del estado de Sinaloa que estableció una norma que sujeta a los medios de comunicación, a informar sólo lo que oficialmente difunda la Procuraduría, el descontento generado, provocó su inmediata derogación. Olvidaron que una sociedad democrática es la que conoce a plenitud sus problemas y que los medios de comunicación, son herramientas para magnificarlos y evitar que pasen desapercibidos. El compromiso debe ser con la libertad de expresión por un ejercicio más transparente de la justicia, que genere credibilidad y confianza en la ciudadanía.
  • Mañana martes en Sesión Especial del CCCEH a las 18:00 horas, recibiremos la participación del Secretario de Finanzas y Administración, del Gobierno del Estado de Hidalgo, Aunard de la Rocha Waite, los temas, retos de la administración contable para el 2015, transparencia financiera y rendición de cuentas, parámetros para la certificación crediticia de las agencias calificadoras, preparación presupuestaria para el 2015 y presentación de la plataforma para monitorear el gasto, son particularmente importantes para la sociedad.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑