Trata y Tráfico de Personas: Crímenes de Lesa Humanidad

image

La trata y tráfico de personas con fines de explotación sexual, comercial, o bien, como servidumbre involuntaria o neo-esclavismo, constituye un crimen de Lesa Humanidad que atenta contra la dignidad, no sólo de las víctimas que son privadas de todos sus derechos, sustraídas del tejido social, e incorporadas al mercado como simples mercancías, sino del género humano.

Actualmente, México cuenta con leyes para prevenir y sancionar estos delitos, lo que es loable, pero insuficiente, ya que el reto estriba en  humanizar las estructuras institucionales; en edificar una cultura de la legalidad que sensibilice a toda la sociedad; en armonizar la legislación Estatal, Nacional e Internacional; en lograr una coordinación interinstitucional y una comunicación social efectiva, en contra de esta modalidad de delincuencia organizada, que es tan amenazante y peligrosa, como el tráfico de armas o de drogas.

En este contexto, resulta relevante que hace poco más de un mes, se reinstaló  en el estado de Hidalgo el Comité Interinstitucional para la Atención a Víctimas de Tráfico y Trata de Personas, para coordinar las acciones de las dependencias de los tres órdenes de gobierno, organismos públicos autónomos y organizaciones de la sociedad civil que lo integran, bajo la rectoría y orientación del Lic. Víctor Kanán Huebe, Delegado Federal del Instituto Nacional de Migración en el Estado de Hidalgo.

Si bien en Hidalgo, la trata y tráfico de personas, no constituye un foco rojo; condiciones como el desempleo, la discriminación de las mujeres, la pobreza, la explotación laboral –más graves aún en comunidades indígenas– y lo complicado de ser territorio de paso de migrantes que se dirigen hacia el norte del país con la intención de internarse en los Estados Unidos de América, ubican a nuestra población en una situación de vulnerabilidad frente a las redes delincuenciales y obligan a hacer vigente el estado de derecho y a emprender acciones humanitarias que los protejan de múltiples peligros.

Otra dimensión a atender, en el contexto en cita, son los refugios para mujeres, ancianos, niños, adictos, enfermos mentales, puesto que la experiencia nos relata que internos de estos establecimientos, han sido sujetos a condiciones de explotación y abuso y que prevalece la opacidad en su funcionamiento. Es imperativo que en Hidalgo, se disponga de un inventario y un diagnóstico que muestre las condiciones en que operan, de tal modo que se vigile y supervise el cumplimiento de las normas a las que están sujetos.

Estas condiciones obligan a organizar gestiones preventivas y de participación ciudadana, como respuesta institucional y cívica frente a este fenómeno delictivo. Las dependencias de los gobiernos federal, estatal y municipal, deberán integrarse en grupos de trabajo encargados de concretar los cuatro objetivos del Programa Nacional, inscribiendo en las Agendas respectivas, los compromisos que asuman y las estrategias que desarrollarán para cumplirlos, en materia de prevención y difusión de las modalidades del delito; atención, protección y asistencia integral a las víctimas; procuración, investigación y persecución del delito; y, promoción de sistemas de rendición de cuentas  y acceso a la información de trata de personas.

En este escenario y en el marco de la Segunda Sesión Ordinaria del Comité,  como su Vocero, presenté un Boletín Digital, que editorializa  mensualmente el contexto relevante y despliega vínculos con actividades, noticias, información, documentos, estudios, investigaciones y reportes a nivel internacional, nacional, estatal y municipal. El propósito es que, quienes tienen la responsabilidad de ser integrantes del Comité, así como la sociedad en general, dispongan de un espacio en el que encuentren toda la información oficial, las opiniones que generen estudiosos del tema y organizaciones de la sociedad civil, que permitan de manera fácil, el conocimiento de esta problemática, en toda su dimensión.

Durante la Segunda Sesión Ordinaria del Comité, que coincidió con la conmemoración del Día Internacional contra la Trata de Personas, el 30 de julio, se formularon propuestas muy interesantes que me permito comentar:

1. Vincular al Comité con el Instituto Matías Romero, de la Secretaría de Relaciones Exteriores, para acceder a cursos en línea que ofrece al servicio exterior, en materia de trata de personas;  

2. Analizar los Protocolos de Investigación en materia de Trata de Personas del Estado de México y Puebla;

3. Organizar el un Congreso Nacional en la Lucha contra el Tráfico y la Trata de Personas;

4. Realizar un festival de cine y una videoteca para la sensibilización ciudadana;

5. Difundir información en redes sociales a través de infografías, sobre su uso responsable, enfatizando el cuidado sobre los peligros de los enganchadores;

6. Acercar información de prevención en las comunidades indígenas, en lenguas maternas;

7. Conformar una biblioteca virtual con obras, estudios y documentos;

8. Integrar bancos de datos, con información oportuna y de calidad, estableciendo parámetros y procedimientos para la recopilación, procesamiento y análisis confiable, para la elaboración de planes, programas y acciones que incidan con eficacia en el combate de este problema; y

9. Integrar grupos de trabajo de acuerdo a los cuatro objetivos del Programa de Trabajo.

Enfrentar esta problemática, necesita primero, acciones certeras sustentadas en buenas prácticas de coordinación interinstitucional y comunicación social; y segundo, principios que humanicen las estructuras institucionales y sensibilicen a toda la sociedad sobre los peligros de estos fenómenos, que tienen el mismo efecto dañino que el genocidio, la desaparición forzada, la tortura o el apartheid.

La trata y el tráfico de seres humanos, ante la evidencia de un tejido social quebrantado por la injusticia, nos obliga a repensarnos como sociedad; a transitar hacia una nueva conciencia ética, basada en la solidaridad, la responsabilidad y reconocimiento de los otros; a comprometernos a reconstituir nuestros procesos de cohesión interviniendo en las dinámicas de protección hacia los vulnerables y vulnerados, para fortalecer la vertebración de una sociedad donde impere la conciencia de la inclusión y la dignidad humana. 

 

Agenda

 

  • El recrudecimiento de los enfrentamientos en la franja de Gaza entre Israel y el grupo islámico Hamas, debe alertar a la comunidad internacional en materia de Derechos Humanos y crímenes de Lasa Humanidad. Este problema no puede ser ajeno ni a los gobiernos, ni al tejido social.
  • Recursos por un monto superior a los mil millones de pesos correspondientes al Ramo 33 de la Federación, fueron entregados por el Gobernador Olvera en beneficio de 26 municipios de la entidad.
  • De acuerdo al Instituto Nacional Electoral, sólo cuatro entidades —Baja California, DF, Estado de México y Jalisco— cuentan con estructura formal para fiscalizar gastos e ingresos de partidos. Es necesario avanzar en una estructura institucional que garantice transparencia y rendición de cuentas

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑