Cuenta Pública: Aprendizaje Ciudadano y Probidad Gubernamental

Camara Diputados 01Corresponde a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, cumplir con la obligación de dictaminar el “Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2012” para su aprobación por el Pleno.

Cumplir esta responsabilidad, entraña propugnar por una “gestión pública con base en resultados, (GbR)” como premisa fundamental del desarrollo económico, político, social y cultural del país; y por un marco de competencias gubernamentales y de participación ciudadana, para cumplir de mejor manera, el mandato de elevar la calidad de vida y de crear un valor agregado al dinamismo social.

Este acto legislativo, no es un formulismo político, debe acreditar la calidad ética y operativa, la probidad, la eficacia, la eficiencia y la funcionalidad de la gestión administrativa de la esfera pública.

La custodia y vanguardia del mandato ciudadano, en la lógica de aprobación del dictamen del “Informe de la Cuenta Pública”, demanda de los legisladores un mayor compromiso en la responsabilidad de fortalecer y afianzar la transparencia, la visibilidad y las prácticas propias de un Gobierno Abierto y en Público.

En este sentido, es preocupante que los Diputados, no dictaminen, ni aprueben dicho Informe. De acuerdo con Mauricio Merino, “…la responsabilidad política, que recae en los legisladores federales para dictaminar y aprobar el informe que les presenta la ASF, no ha sido llevado a cabo por los diputados, que se han dado el lujo sistemático de no emitir un dictamen, esto es, de no decirle a la sociedad a la que representan, si se cumplió o no, con su mandato.”

Por su parte, Roberto Salcedo nos recuerda, que “…hasta el 2012, no se habían terminado de revisar, ni de dictaminar siete cuentas públicas: 2003, 2004, 2005, 2006, 2008, 2009 y 2010; es decir, no hay la responsabilidad de nuestros diputados federales para que asuman su deber como representantes del pueblo y nos digan si se cumplió o no, y los términos en qué se cumplió el mandato ciudadano. Una cosa es que la ASF emita el Informe de Resultados de la Fiscalización de la Cuenta Pública, y otra muy distinta, el dictamen que corresponde al Poder Legislativo, para saber si efectivamente se cumplió con lo ordenado. Esto es particularmente relevante, porque al no acatarse, no produce consecuencias.”

El dictamen del Informe de la Cuenta Pública, está orientado a que se conozcan y se atiendan las observaciones y recomendaciones emitidas respecto a la veracidad en la ejecución del presupuesto y los impactos de las políticas públicas. Se trata de conocer la confiabilidad con la que se ejecutó lo mandatado; de usar la información programática, presupuestal y financiera que genera la fiscalización, para retroalimentar la toma de decisiones del siguiente ejercicio presupuestal; y para determinar y evaluar los resultados del quehacer gubernamental.

La Administración Pública tiene como principal obligación, rendir cuentas de su responsabilidad de ejercer los recursos que han provenido de los impuestos que la sociedad paga. Esto es importante no sólo para la visibilidad gubernamental, sino porque confirma la eficiencia de la gestión pública y permite que los ciudadanos conozcan cómo y en qué se gasta.

De ahí que sea relevante que los Diputados dictaminen y aprueben el Informe de la Cuenta Pública, ya que permitiría atender las observaciones al ejercicio de los presupuestos públicos; se evitarían acciones indebidas; se fortalecería la operatividad de los procesos y procedimientos administrativos; y como corolario, se alcanzarían mejoras a la calidad de vida de los ciudadanos.

Esto significa fortalecer la dinámica de la eficiencia pública, en los propósitos de crear oportunidades que promueven la “equidad humana”, y lograr respuestas y resultados a las demandas ciudadanas, es decir, generar impactos sociales mediante la entrega de productos-solución, que eleven la calidad de vida y la seguridad humana.

Ese es el sentido del mandato ciudadano y debe ser la función principal del enfoque del debate político de fondo, por eso insisto en que la Rendición de Cuentas no tiene sentido, ni mucho menos, sirve al desarrollo de la Nación, cuando no tiene consecuencias.

El historiador Marc Bloch, sentenció “Debemos aprender de la historia para que no se vuelva a repetir”. Hoy nos preguntamos, ¿cuáles han sido nuestros aprendizajes como ciudadanos y la probidad de nuestras instituciones en materia de eficiencia pública?; ¿qué requerimos como país para replantear el futuro incierto que vivimos?

La respuesta no es lineal, pero sí contundente. Debemos hacer visible al ciudadano, en su corresponsabilidad con las estructuras gubernamentales; restituirle su dignidad, mediante la gestión pública y presupuestos basados en resultados sociales, que no acepten el destino manifiesto de la pobreza, la desigualdad, el hambre y la inequidad que han ensombrecido la visibilidad del Estado.

Agenda

  • El Presidente Peña Nieto, promulgó el Código Nacional de Procedimientos Penales, dando uniformidad y certeza jurídica a la manera en que se tiene que continuar con la capacitación de los operadores del nuevo sistema penal, que a mediados de 2016 tiene que estar vigente en todo el país. Simultáneamente, anunció el envío de una iniciativa de Ley para regular, en todo el país, los mecanismos alternativos de solución de conflictos relacionados con la materia penal, que va en el mismo sentido unificador.
  • Con motivo de conmemorar el Día Internacional de la Mujer, formulo votos para que comprometamos acciones que fortalezcan la reivindicación de sus derechos.
  • Es fundamental una discusión pública que dé sentido y analice los alcances de la reforma política, en términos de sus consecuencias administrativas, jurisdiccionales y políticas y se encuentren respuestas a cuestionamientos como los siguientes: ¿se consolida el sistema de partidos con una mayor participación ciudadana y más transparencia? ¿se hace más competitivo, más eficiente y menos costoso? ¿se crean instrumentos regulatorios para mejorar las condiciones de competencia electoral? ¿se fortalece el Federalismo? ¿se termina con la crisis de representatividad de nuestro sistema democrático?
  • Es importante reconocer el trabajo de la Delegación Estatal de la Cruz Roja Mexicana, ya que sólo con el apoyo de la sociedad, construyó un Módulo de Atención Gineco-Obstétrico, al que con toda justicia se le impuso el nombre de: “Sr. Jesús Martínez Cabeza de Vaca”.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑