La Virtud Cívica y el Proyecto Nacional

Educacion CivicaDel 1o. de febrero al 30 de abril, la Cámara de Diputados y el Senado de la República, deberán estudiar, discutir y aprobar, al menos, 37 reformas a leyes secundarias en materia energética, de telecomunicaciones y político-electoral.
También tramitará otras 19 reformas que están pendientes, referentes a la administración pública, transparencia, medio ambiente, derecho de réplica, seguridad social y anticorrupción.

El debate legislativo y mediático se espera muy intenso y complicado, ya que el PAN, condiciona la aprobación previa de la reforma energética, a la reforma política; y el PRD, insiste en llevar la reforma energética a consulta popular. A estos hechos se agrega el proceso de renovación de las dirigencias nacionales de ambos partidos y diversas circunstancias y factores del acontecer nacional que impactarán el cumplimiento de las tareas del Congreso.

Este escenario permite cuestionar, si la reinstitucionalización del poder político y la reforma integral del Estado que se debaten, definirán nuevas relaciones sociales y políticas, en donde la participación de los ciudadanos en la construcción del Proyecto Nacional, sea indisociable de la esfera pública.

El ciudadano debe enfrentar desde la conciencia cívica y los valores sociales, el hecho indiscutible de que el cambio social, sólo es producto de su preparación cultural e intelectual y del conocimiento, que abre las conciencias y vincula a los sujetos sociales en la edificación de un orden sistémico basado en la justicia, la equidad y la pluralidad, para el pleno desarrollo de las capacidades humanas.

En este contexto, educar a la clase política y a la ciudadanía en la conciencia cívica, implica replantear no sólo la arquitectura de las estructuras gubernamentales, ciudadanizándolas en la corresponsabilidad del ejercicio público, sino ampliar su visibilidad y reposicionar los vínculos ciudadanos de gobernanza y credibilidad institucional, impulsando la articulación de la planeación democrática, como lo implican el Plan Nacional de Desarrollo y los Planes Estatales y Municipales.

En este ejercicio de virtud cívica, debemos propiciar una “República de las Letras”, donde la cultura política salvaguarde desde la conciencia social, los intereses supremos de la Nación; y donde la fuerza orgánica de los procesos político-administrativos, que residen en la corresponsabilidad tanto de actores políticos, como de ciudadanos, asuman que la voluntad política del pueblo y la soberanía de su mandato, se manifiesta como exigencia imperativa al mandatario.

En cumplimiento de esta exigencia, el mandatario, al materializar el encargo que el pueblo le hace con la finalidad de satisfacer en forma directa e inmediata las necesidades colectivas y el logro de los fines del Estado, se obliga a la rendición de cuentas y a ofrecer información, explicaciones y justificaciones respecto de los actos de la administración pública bajo su responsabilidad.

De esta forma, los ciudadanos pueden discernir si el gobierno está actuando de acuerdo con el interés general; sancionar las desviaciones identificadas y exigir las reparaciones correspondientes, so pena de revocar el carácter que ostentan los administradores.

En esta perspectiva, la Reforma Política y la Reforma del Estado, son el hilo conductor de la transformación institucional que deben abrir las estructuras políticas ciudadanizándolas, para impedir que impere la opacidad y el contubernio, para que la demagogia no tenga cabida, y para evitar que el anquilosamiento de las instituciones sea la crónica de una muerte anunciada de la democracia.

La visibilidad del ejercicio del mandato soberano, como génesis de las acciones del Estado, y en particular, de sus causas y fines, es un requisito que impone nuestra Constitución cuando habla de que la soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo, lo que debemos entender como un imperativo de instruir al ciudadano para edificar el Proyecto Nacional.

En este principio, está la responsabilidad de los Partidos Políticos para refuncionalizar y refrendar el compromiso político de rearticular la realidad valórica de la democracia, que deben cumplir acatando el voto programático como exigencia plenamente jurídica.

En el mismo sentido, se debe ampliar y afianzar constitucionalmente la cultura de la participación ciudadana, como fuente de la cultura política. No basta con hacer visible las acciones de la partidocracia o de las instituciones gubernamentales; hay que asegurar su funcionalidad y cumplimiento expreso.

La educación cívica no debe sustentarse en información inconexa y fragmentaria del orden político, debe ser un derecho fundado en una nueva conciencia social, y en la participación ciudadana que se organice desde las estructuras institucionales, comunitarias y vecinales.

En este sentido, no es ocioso reiterar que el fundamento de legitimidad del poder político, se debe asegurar con la inclusión de la justicia, la equidad, la igualdad y la seguridad jurídica como paradigmas del quehacer gubernamental, por ser condiciones para una vida humana digna, en tanto que son fundamentos de los derechos humanos. Este proceder devolverá el gobierno al pueblo, restituyendo la voluntad ciudadana, como fuerza unitaria de la Nación.

Agenda

  • El Gobernador Olvera firmó con la SEDATU, un Convenio para el Desarrollo Sustentable del Estado y se instaló el Consejo Estatal de Ordenamiento Territorial, donde participan los tres órdenes de gobierno, la academia y los sectores social y privado. El objetivo del Convenio y del Consejo, es coordinar y realizar acciones para enfrentar los retos que plantea el desarrollo integral del Estado, desde un enfoque sustentable, regional y metropolitano, que contemple y respete el uso racional de los recursos naturales y humanos y aproveche las vocaciones naturales y la infraestructura de nuestro territorio.
  • Durante la firma del Convenio, advirtió que debemos ser muy cuidadosos con el uso del suelo; anunció la construcción de dos parques industriales y un proyecto de desarrollo urbano en el Valle de Tizayuca que beneficiará principalmente a los propietarios de la tierra.
  • Con la participación de los Presidentes de USA, Canadá y México, se llevó a cabo la Cumbre de Líderes de América del Norte, para lograr acuerdos que mejoren la competitividad de la región en la economía mundial, expandir oportunidades y promover la paz, la seguridad y el desarrollo mediante acciones multilaterales.
  • El Secretario Osorio Chong, manifestó durante la firma del Acuerdo Nacional de Coordinación Legislativa para la Implementación del Sistema de Justicia Penal, que”… los mexicanos saben que hay un principio de justicia, que las instituciones deben cumplir, y que es un deber del gobierno garantizar su vida y su patrimonio… hoy se encuentran insatisfechos ante agravios que surgen por la dilación e ineficiencia…”.
  • La captura de Joaquín Guzmán Loera muestra el trabajo de las instituciones de seguridad del Estado mexicano, lo que nos motiva a la realización de acciones efectivas de contención de la criminalidad. Enhorabuena.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑