Acuerdos Ciudadanos para la Actualización del Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016, Tercera Parte

Ciudad 06Los Grandes Acuerdos del 2do. Congreso Estatal de Participación Ciudadana en la Gestión Pública, articulan un Nuevo Modelo de Gestión Ciudadana, que al enfocar la esencia de su operatividad en las potencialidades que impone el capital social y cultural del pueblo; marca la transición operativa del Plan Estatal de Desarrollo; y profundiza el sentido de vinculación y coexistencia orgánica con los temas, que desde la ciudadanía, se advierten como espacios de desarrollo potencial del tejido social.

Estos Grandes Acuerdos, surgen no sólo del evento estatal; las propuestas se generaron en foros regionales donde se recogió la voz ciudadana de comunidades, barrios y colonias, en un ejercicio plural e inclusivo, que mostró la necesidad de proponer incorporar al PED, las estrategias transversales y los proyectos estratégicos.

En la construcción de los Grandes Acuerdos, las propuestas concretas, revestidas de especificidad, evidencian que la ciudadanía no solo fue capaz de plantear preocupaciones, soluciones, y propuestas, vinculadas a la problemática que le aqueja, sino que fue más allá, y en un ejercicio depurativo, operacionalizó sus planteamientos para canalizarlos y presentarlos al gobierno en forma pertinente, y en su caso medible.

Ante la deficiente cultura de la participación ciudadana en la construcción de políticas públicas, la posibilidad de que la ciudadanía ya no sólo concrete propuestas que muestren la problemática que le aqueja, en un espacio de mediación como el que se dio en el 2do. Congreso, sino que además éstas sean concretas, claras, pertinentes, y en su caso medibles, evidencia la capacidad para generar y procesar acuerdos.

Esto resulta de gran trascendencia, porque supera los planteamientos aspiracionales que comúnmente se realizan, lo que fortalece al CCCEH, porque prueba la eficacia de los elementos constitutivos del Modelo Hidalguense de Participación Ciudadana; en específico, el fortalecimiento de la organización y funcionamiento de las estructuras institucionales, comunitarias y vecinales; la deliberación pública; la comunicación social de la información de planes y programas gubernamentales; y la construcción de acuerdos sustentados en el planteamiento de propuestas concretas.

Esta circunstancia, permite concebir una ciudadanía que atendió el llamado del Gobernador, lo procesó y lo devolverá como un entregable, que concreta elementos de políticas públicas con enfoques ciudadanos, construidos no sólo con la participación de la gente, sino surgidos de la gente.

De esta forma, una nueva institucionalidad marca la integración del tejido social en las tareas gubernamentales, que propone relaciones, incluyentes y solidarias, participación de un tejido humano, deliberante y capaz de ejercer su mandato en la coexistencia respetuosa, pacífica y armónica; comprometida en la corresponsabilidad, a superar la desigualdad y asegurar el futuro cierto de la nación.

Es la participación ciudadana la que garantiza la democracia del orden político. Es también, el tejido sustantivo que vertebra la institucionalidad democrática y garantiza la visión crítica de las estructuras gubernamentales, para crear en la racionalidad y el consenso político, los mecanismos que propician las oportunidades de cambio y de justicia social, que sustenta como fuerza valórica, la seguridad humana que debe salvaguardar el Estado, como condiciones de integración social e interdependencia de las tareas públicas.

En este contexto, el Segundo de los Grandes Acuerdos Ciudadanos, recupera en un escenario abierto, las Propuestas Ciudadanas para la Actualización de los 26 Objetivos Estratégicos del PED 2011-2016, para articular y orientar las demandas sentidas de interés general, como lo implica  la redistribución de la riqueza, el acceso a la educación de calidad, la salud pública abierta, la generación de oportunidades de desarrollo económico, la seguridad pública, la elevación de la calidad de vida y la seguridad humana, como premisas de igualdad y simetría social, que permeen a todo el espectro social, para dignificar a los que menos tienen y estabilizar las expectativas sociales, en las comunidades, regiones, barrios y colonias.

El Tercer Gran Acuerdo Ciudadano, lo constituyen los Grandes Proyectos Estratégicos de Hidalgo, planteamiento que mandata la concreción emprendedora del Estado, para articular las áreas de desarrollo económico y del capital humano, que permitan avanzar en una vanguardia de acciones gubernamentales en la realización efectiva de las tareas del desarrollo, que incidan en la reducción de la pobreza y las brechas de la desigualdad que flagelan nuestra calidad de vida y oportunidades sociales.

Asimismo, se debe asegurar que las políticas públicas y sociales, se unan al desarrollo de los planes y programas gubernamentales; y crear un sentido vinculatorio de las necesidades intersectoriales, para unirlas a las voces de las regiones y comunidades, como premisa prioritaria de equidad social.

Las estructuras y fuerzas productivas, deben articularse en sus potencialidades con su fuerza unitaria. Que el campesino recupere para el bien público, las potencialidades del desarrollo agrícola, en la fuerza de la integración económica nacional e internacional; que los obreros articulen la fuerza productiva y el dinamismo, que les permita insertarse como mano de obra calificada; que los industriales realicen con las universidades, acciones que fomenten una productividad fabril competitiva y vanguardista, aperturen el flujo de capitales y de la mano de obra calificada de Hidalgo; que los comerciantes, encuentren los vínculos para fortalecer el mercado interno hidalguense y puedan comercializar sus productos fuera del Estado. Estos son los actores que unen la fuerza y potencialidad de los Grandes Proyectos Estratégicos de Hidalgo.

Una lección fundamental del ejercicio cívico de trascendencia política, que presentó el “2do. Congreso Estatal de Participación Ciudadana en la Gestión Pública. Encuentro Ciudadano para la Actualización del PED 2011-2016”, que debemos preservar, es que el futuro se construye en el esfuerzo y no en la narrativa política.

Que la verdad histórica de nuestro pueblo, se manifiesta en Hidalgo como “Tierra de trabajo”, donde el proceso de planificación impulsado por el Gobernador Olvera, encauza la conciencia de una nueva sociedad, proclive al cambio, ilustrada en el conocimiento, y con un sentido pleno de que en su mandato, que es completamente obligatorio, no hay alcabalas para la conciencia, porque el pueblo no es tributario de las estructuras de poder, sino el actor social que deposita en la confianza pública, el valor de su ciudadanía.

Agenda

  • La CONAGO, aprobó la agenda propuesta por el Gobernador Olvera, como Coordinador de la Comisión de Desarrollo Metropolitano, que promoverá, una nueva plataforma para el desarrollo local y regional, así como los grandes objetivos de los Programas Nacionales de Desarrollo Urbano y Vivienda 2012-2018.
  • En el Foro “El órgano anticorrupción: límites y oportunidades”, que organizó la Red por la Rendición de Cuentas, se reconoció que las recomendaciones que dicho Órgano emita como autoridad, tengan fortaleza vinculatoria, para consolidar un Sistema Nacional de Fiscalización y Rendición de Cuentas

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑