Politiquería y Crisis de Representatividad Política

Ingrid 04Los desastres ocasionados por los fenómenos meteorológicos en el país, han puesto al descubierto, que la planificación del Estado debe ser ampliamente custodiada, ya que no deben presentarse actos de corrupción o contubernios con intereses oscuros en el ordenamiento territorial, en el uso de suelo o bien, en la eficiencia de los protocolos de seguridad y protección civil.

Este contexto, muestra la existencia de una crisis de representación y constituye una frontera del sistema político, que evidencia, frente al proceder institucional, la ruptura de la gobernabilidad en la respuesta expedita y eficiente del Estado, en el amparo solidario al que tiene derecho la sociedad civil.

El pragmatismo político no puede sustituir al conocimiento político, ni caer en “politiquería”, esto ha sido admitido por el Titular del Sistema de Protección Civil y Gestión de Riesgos en Hidalgo, Miguel García Conde, quién ha expresado la necesidad que la clase política, mejor se informe y nutra sus acciones legislativas y administrativas, de los conocimientos necesarios que les permitan pronunciarse y ejercer de manera cierta las acciones que demanda el ejercicio de gobierno.

Por lo que hace a la actividad legislativa, implica como fue sugerido, que el Congreso del Estado, nombre su Comisión de Protección Civil para ir más allá de exhortos, y trabajar para mejorar el Sistema. Asimismo, estimo que deben considerar, ejercer el derecho que el artículo 71 de la CPEUM, otorga a las legislaturas locales, de iniciar leyes o decretos, tanto en la Cámara de Diputados, como en el Senado de la República.

Es decir, nuestros diputados locales, estarían presentando iniciativas de reformas a leyes existentes y nuevas leyes federales para fortalecer el Pacto Federal, legislando, como un verdadero poder reformador, y no sólo interviniendo en ese carácter, una vez que la cámara revisora les participa del dictamen aprobado por la mayoría calificada del Congreso de la Unión, sino impulsando prácticas que atiendan desde lo local, problemas que afectan a la Nación en su conjunto.

La petición de García Conde, debe hacer reflexionar a la clase gobernante, esencia de la representatividad democrática, que la política es una cultura que se debe fundar en la profundidad del conocimiento de la arquitectura constitucional para trascender la voluntad política y hacer valer el mandato ciudadano.

En este sentido, frente a las problemáticas del tejido social, la limitada capacidad de respuesta de las estructuras gubernamentales, producto de la crisis de representatividad política, que es también una crisis social, han impulsado al Estado, a un proceso de reestructuración institucional.

Los efectos de este deterioro de las estructuras institucionales, que han perdido su dinamismo histórico ante las demandas de las trasformaciones sociales del país, son múltiples y simultáneos, y entrañan una contradicción política indiscutible, porque el Estado, ha dejado de ser conductor e interlocutor social.

Los efectos de la crisis política, son la manifestación del anquilosamiento de la clase política, que se aprecian en la inestabilidad social, la incertidumbre institucional, la pérdida de credibilidad y legitimidad gubernamental, el retroceso de la acción colectiva de la ciudadanía y en el deterioro de la política como vanguardia de la acción pública.

Este escenario, llevó a la clase política a constituir un frente unitario que dio origen a la “Concertación Progresista del Pacto por México”; planteamiento loable y de probidad de los actores políticos para guiar las reformas que la Nación requiere, pero insuficiente, en la medida en que no ha podido actuar como factor inhibidor de las pugnas intestinas de las facciones partidistas, afianzar los mecanismos de diálogo político, y recuperar como principio de causalidad del Estado, el fundamento de toda lógica constitucional de integridad política: el ciudadano y la “seguridad humana”.

Esta circunstancia, se debe a que los Partidos Políticos se han erigido en organizaciones profesionales especializadas sólo en campañas electorales y han creado un sistema burocrático electoral, que no atiende a las condiciones programáticas de la voluntad ciudadana, sino al sistema de resultados electorales, vaciando de contenido al Sistema Democrático de Partidos.
El déficit de las fuerzas políticas en el país, se evidencia en el deterioro de la capacidad de respuesta del Estado a la ciudadanía, en el debilitamiento de la gobernabilidad democrática y en la pérdida de la esperanza social, por edificar un país donde impere la justicia y la “seguridad humana”.

Esta dimensión de la “seguridad humana”, debe enfatizarse por el Estado, como fuente y fundamento de referencia de estabilidad política, porque recupera la interlocución, lograra que el ciudadano se visualice, no como comparsa o actor residual del ejercicio de gobierno, sino como esencia de la razón de Estado, como parte de un Estado fuerte, que tiene ciudadanizadas sus estructuras y practica la corresponsabilidad de los actores políticos y sociales, al tiempo que rearticula y redefine las acciones del Continuum Político.

Estas condiciones político-sociales, son el epicentro de la Reforma del Estado donde la reestructuración del sistema político, debe garantizar la representatividad, el liderazgo público y la ampliación permanente del mandato ciudadano. Estos elementos de orden social, pueden modificar el déficit político de la democracia representativa, brindar un ejercicio de gobierno sólido, que garantice la calidad de vida de los ciudadanos y evite la fragmentación social, en la que históricamente se ha instaurado el fracaso de la razón de Estado.

Agenda

  • El Papa Francisco, en significativas declaraciones dijo: Que la Curia del Vaticano, el gobierno de la iglesia, es como una corte y una lepra del papado; también expresó su preocupación por el desempleo de los jóvenes y el abandono de los ancianos; y de forma ejemplar, acabó con la falta de transparencia del Banco del Vaticano, por primera vez presentó un informe de sus operaciones. En 125 años estuvo señalado por los escándalos de corrupción y lavado de dinero.
  • En esta Semana de la Transparencia, también sería significativo que el Senado de la República aprobara la reforma constitucional del IFAI. Destaca en el mismo sentido, el pronunciamiento del Relator Especial de la ONU.
  • Reconocemos por significativo, el convenio que IFAI signó con el SNTE, a fin de transparentar y rendir cuentas a la sociedad y a los agremiados a esta organización.
  • Felicito y le deseo un desempeño exitoso al Lic. José Alfredo Sepúlveda Fayad, por su nombramiento como Presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Hidalgo.
  • Felicidades a Juan Carlos Martínez Domínguez, por la organización de la Expo CANACO Servytur Pachuca 2013
  • .

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑