Espacios de diálogo y concertación para la Reforma del Estado

la fotoLa reflexión de fondo del Primer Informe de Gobierno del Presidente Peña Nieto, debe enfocarse a valorar el significado de un logro indiscutible: la construcción del Pacto por México, como espacio de diálogo y concertación de las fuerzas políticas, para encausar los intereses superiores de la nación.

Esta es una cuestión inédita y no menor, porque ha construido una Agenda Nacional centrada en la transformación del país; confirmado el futuro cierto al que tienen derecho los mexicanos; y replanteado el significado histórico de la política, en el marco de la Reforma del Estado.

El hecho de que se haya pronunciado por una premisa de fondo y no sólo de forma, es un mérito indiscutible. Por eso, se debe entender y admitir sin regateos, que el Estado ha encontrado rumbo, prescribe orientaciones prudentes, y concierta su transformación a consenso abierto, con las fuerzas políticas.
En consecuencia, las dimensiones de la Reforma Política, la Educativa, la Financiera, la de Seguridad Social, la de Telecomunicaciones, la Ley de Amparo, la autonomía del IFAI, y en estos momentos, las iniciativas de Reforma Energética y la Fiscal, encuentran en la voluntad política de las Fracciones Parlamentarias, condiciones deliberativas para su discusión y aprobación, no exentas desde luego, de las dificultades propias de las acciones legislativas y políticas de esta magnitud.

En este contexto, debe reconocerse que la Administración Federal, no ha caído en el pragmatismo ciego del ejercicio del poder. Por el contrario, la conciencia del deterioro social, encuentra en la voluntad expresa del Ejecutivo, la convicción de privilegiar la política y hacer de la conciliación, el instrumento de concertación que permite edificar un país de oportunidades, basado en la dignidad social.

Es evidente que este Primer Informe, no puede dar cuenta de todos los frutos y logros que la ciudadanía espera. En nueve meses de ejercicio de gobierno, se ha construido el Plan Nacional de Desarrollo e iniciado la ejecución de programas de infraestructura, turismo, de diversificación productiva, de apoyo a emprendedores, a las PYMES, al sector agropecuario, al desarrollo regional, entre otros.

Ahora el reto de todos los actores políticos y sociales es corresponsabilizarse para rescatar una verdadera representatividad democrática; consolidar un sentido de ciudadanía efectiva y activa; y lograr el ejercicio y funcionamiento eficaz de las estructuras políticas y gubernamentales.
El Informe de Gobierno del Presidente Peña Nieto, es un llamado a la conciencia social, al rescate valórico de una sociedad que debe construir su mandato en un gobierno abierto, que dignifique al ciudadano. Esta tarea implica replantear las posibilidades y potencialidades del Estado, no para administrarlo, sino para transformarlo en conjunción de la dinámica social, con las aspiraciones de los ciudadanos.

Las prescripciones del Gobierno Federal, coinciden con los tiempos políticos que en el estado de Hidalgo, marcan un nuevo horizonte en la edificación de mejores condiciones para el bienestar económico, político, social y cultural de los hidalguenses, con la renovación del Poder Legislativo.

La semana anterior, se instaló la LXII Legislatura al Honorable Congreso del Estado de Hidalgo, que en Sesión Solemne, protestó guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la del Estado de Hidalgo y las leyes que de ellas emanen, y desempeñar con lealtad y patriotismo, el cargo de diputados, mirando por el bien y prosperidad del estado de Hidalgo.

La profundidad y significado de la protesta, motivó al Presidente de la Junta de Coordinación Política, Diputado Ernesto Gil Elorduy, a expresar en su discurso un compromiso de corresponsabilidad y respeto individual y colectivo con las expresiones políticas que lo integran; a reconocer la importancia del diálogo y los acuerdos, el equilibrio y la colaboración con los poderes Ejecutivo y Judicial; y admitir, que “la responsabilidad del privilegio de ser representantes populares, los obliga a corresponder siendo dignos en su desempeño y capaces de cumplir la encomienda con civilidad política y plena madurez democrática”.

De estas reflexiones, se puede deducir que el ejercicio pleno del encargo como diputados, lo alcanzarán cuando logren que la representatividad ciudadana vaya más allá de la interlocución frente a la esfera pública, y se erija en poder real y razón de Estado, con un desempeño al servicio de los intereses del pueblo. Señaló en este propósito, que “es preciso ser un Congreso deliberativo, atento a la crítica, sensible a las demandas de los ciudadanos y solidario con las necesidades y legítimos anhelos de los hidalguenses”.

Los ciudadanos valoramos que los legisladores tengan el privilegio de representar a sus pares, lo que debe afianzarlos en la conciencia solidaria de su origen social. Por eso, reconocemos que es necesario garantizar el cumplimiento de su responsabilidad y asegurar, como indicó: “Debemos cumplir y honrar todos los días, la protesta de ley que hoy solemnemente, hemos juramentado, porque es fundamental fortalecer la participación ciudadana, porque de esta manera, en las iniciativas de ley o de reformas, el análisis y el debate, estarán dedicados al interés público, que es el interés de todos”.

Sin duda que la naturaleza trascendente del interés público, como interés de todos, queda a resguardo de la Representación Popular. Fortalecer esta virtud, erosionada por la crisis de representatividad de los partidos políticos, demanda el regreso de la clase política, a los principios inalienables del Contrato Social. Por eso, los ciudadanos nos congratulamos que se imponga una Agenda Legislativa que garantice, como lo comprometió el Diputado Gil Elorduy: “Una actitud que demuestre entereza, carácter, ética, temple y decisión, para que a través del ejercicio responsable de la libertad, caminemos en la privilegiada senda del progreso compartido, hacia el logro de las justas aspiraciones del gran pueblo de Hidalgo”.

Agenda

  • Mañana, el Gobernador del Estado, Lic. José Francisco Olvera Ruíz, rendirá al H. Congreso del Estado, su Tercer Informe de Gobierno. Cumplirá el mandato constitucional de dar a conocer a la representación popular y al pueblo de Hidalgo, el estado que guarda la administración pública y los propósitos de sus planes, programas y acciones, para avanzar en la resolución de la compleja problemática del estado, convocando a toda la sociedad a sumarse en unidad democrática para este propósito.
  • También, las diferentes fracciones parlamentarias, expresarán sus posicionamientos respecto al Informe y el compromiso de su desempeño como legisladores con la ciudadanía que los eligió.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑