Construcción, Gestión y Seguimiento de Acuerdos: Fortaleza Política del Estado

La fortaleza del Estado, tiene su génesis en el acuerdo de voluntades que la ciudadanía edificó en su Contrato Social. Este espíritu que hace de la democracia un valor ciudadano, nos alecciona que los desafíos de la nación son superables cuando los intereses colectivos imponen su presencia ciudadana para alcanzar acuerdos fundados en el compromiso, la deliberación, el análisis, la crítica y la reflexión, como herramientas de concordia social.

La civilidad ciudadana, como realidad expresa de la Política y el Derecho, cifra el valor del consenso como capacidad previa de construcción de acuerdos, realidad que históricamente distingue al hombre en sociedad, guiado por el orden normativo que le provee de derechos, y custodia el valor fundamental del Estado: la Justicia Social. Esta doble circunstancia, de naturaleza política y jurídica, fortalece su acción frente al Estado y ampara su conquista y derechos que devienen del Contrato Social.

El “Pacto por México”, constituye el acuerdo que hace de la civilidad institucionalizada, el principio que cristaliza la esencia de la cultura política de las fuerzas partidistas, y la premisa de la construcción de los anhelos de justicia social. Aspira a concretar la realización de soluciones a las necesidades de los ciudadanos y a crear un cambio político cualitativo, que en la deliberación, propicie la mediación-integración del orden sistémico, y facilite transferir el empoderamiento político al tejido social, de manera corresponsable.

En consecuencia, la virtud de las reformas articuladas en el “Pacto por México”, estriban en que son acuerdos de representación ciudadana, ya que en esencia, son producto de la cultura de la deliberación, que enfundada en cultura política, es el insumo de la conciencia irrestricta de una comunidad que no es autocomplaciente con las fuerzas políticas, sino su custodia crítica; es aquí donde nace el ejercicio de gobierno por el pueblo, para el pueblo y con el pueblo.

El análisis de los fundamentos de la cultura deliberativa que ha propiciado la construcción de los diferentes acuerdos impulsados desde el “Pacto por México”; recuperan la transversalidad y la articulación interinstitucional e intersecretarial, y encuentran su fundamento, en la “Concertación Progresista”, que es producto del respeto al mandato ciudadano y no sólo fruto de la voluntad política de sus actores, toda vez que la reinstitucionalización del poder político, debe garantizar, constitucionalmente, la redefinición del status ciudadano, su empoderamiento y la corresponsabilidad prescriptiva de las acciones del Estado. En ello se funda el acuerdo pero también la gestión ciudadana.

El acuerdo social es conciencia ciudadana, expresa el valor irrestricto del consenso y el disenso; la pluralidad cierta que deviene de la transversalidad de los actores ciudadanos; la reflexión para la deliberación crítica y analítica de los procesos sociales y la mediación-integración ciudadana que no sólo procesa el conflicto social, sino que articula la respuesta corresponsable del binomio Sociedad-Gobierno.

El trabajo del “Pacto por México” y de las Cámaras del Congreso de la Unión, fortalece el sentido unitario y la comunión de las fuerzas políticas y ciudadanas; condensa el capital social que se articula como un proceso integral que potencia las oportunidades de los sujetos sociales; y a partir de lograr las reformas al marco jurídico, emerge con claridad, el valor político del acuerdo.

En su esencia, encontramos similitudes y coincidencias que corroboran las consideraciones que sustenta el “Modelo de Participación del Consejo Consultivo Ciudadano del Estado de Hidalgo, en su Eje: Construcción, Gestión y Seguimiento de Acuerdos”, cuyo epicentro, potencia en la “Concertación Progresista”, la virtud y certeza del tejido social organizado como interlocutor social, y las oportunidades de construir prescriptivamente a través de su poder cognitivo, los planteamientos que el Estado debe hacer suyos.

En este contexto, el CCCEH genera una cultura ciudadana proclive a la Construcción, Gestión y Seguimiento de Acuerdos, que se vuelve certeza jurídica y operatividad de respuesta institucional, al asegurar el empoderamiento de los ciudadanos, y garantizar que sus demandas se realicen como trabajo corresponsable y de unidad social, en la conciencia solidaria y la virtud ciudadana, que engrandece las acciones del Estado como vinculo de comunión societal.

La Nación reclama en la construcción del acuerdo, la certeza del Proyecto Unitario del Estado. No admite la fragmentación de la realidad institucional y social, cuestión que debe trazar una nueva conducta ciudadana, que haga de la cultura política y la participación deliberativa, eslabones transversales y corresponsables en la construcción del acuerdo más importante de nuestra historia. “El derecho a la dignidad política como patrimonio universal del ciudadano”.

Agenda

  • La visita del presidente de los Estados Unidos de América, a nuestro país, permitió observar la nueva visión del Gobierno Federal. Los temas abordados por los Presidentes Barack Obama y Peña Nieto, articulan un nuevo diálogo que aborda y relanza los asuntos económicos, competitividad, productividad, conectividad, crecimiento económico, e innovación; también se reafirmó la soberanía del país y se trataron los temas de migración, tráfico de armas, y seguridad; todos, asuntos trascendentes para el desarrollo nacional.
  • Las afectaciones a nuestra UNAM, se suman a las ocurridas en otras Entidades Federativas, lo que enfatiza la necesidad de hacer cumplir el Estado de Derecho con la aplicación irrestricta de la ley.
  • Los partidos políticos en la entidad están definiendo quienes serán nominados candidatos a Diputados para integrar la LXII Legislatura al H. Congreso del Estado de Hidalgo. Reitero que es importante que los Candidatos, sustenten sus campañas políticas en las plataformas electorales que contenga su programa de trabajo; la agenda legislativa; y su trayectoria política, para que durante sus campañas políticas, soliciten el voto a los ciudadanos de forma comprometida en favor de un voto programático.
  • El Presidente Peña Nieto anunció que el Gobierno de la República, “promueve una política laboral, cuyo compromiso es hacer efectivo el derecho constitucional al trabajo digno y socialmente útil; que cada mexicano tenga un empleo que le permita obtener el ingreso necesario para sacar adelante a su familia”. Cuatro ejes de acción la sustentan: Primero. Impulso a la creación de empleos formales de calidad. Segundo. Democratizar la productividad. Tercero. Salvaguardar los derechos de los trabajadores. Cuarto. Conservar la paz laboral.
  • Felicito a la Prensa y al ejercicio del periodismo libre por su compromiso social, al tiempo que es necesario advertir el fortalecimiento de la protección a la integridad de los profesionales de la comunicación y de los medios informativos.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑