La ciudad del conocimiento y el continuum político-cultural.

pena-en-pachuca-presidenciaEl Proyecto,“Pachuca, Ciudad del Conocimiento y la Cultura”, hace de la trascendencia de la ciencia y la tecnología, el epicentro del desarrollo humano, al tiempo, que ubica la transversalidad del conocimiento y la cultura como la fuente del dinamismo económico y la estabilidad social del “Continuum Político Cultural”.

La visita del Presidente Lic. Enrique Peña Nieto al estado de Hidalgo y su pronunciamiento donde destaca el enfoque y concepto del proyecto,es alentador,permite constatar que la socialización de la ciencia y la cultura adquiere en nuestro devenir, un sentido protagónico en el desarrollo de los pueblos, y se convierte en la fuente motriz que hace de las estructuras económicas, espacios de estabilidad social, generando condiciones de competitividad y armonizando las expectativas de los actores sociales.

Es muy importante tener en cuenta esta orientación estratégica del proyecto, porque hoy,el mundo de la ciencia y la tecnología nos ha brindado dos lecciones históricas: en primer término, que la ciencia sin conciencia es utilitarismo de Estado o de mercado, y control de grupos de interés; y en segundo lugar, que el conocimiento científico al servicio de la humanidad puede curar el cáncer, construir oportunidades de vida y generar esperanza.

El enfoque del proyecto,privilegia la segunda premisa para hacer del conocimiento científico, espacio de encuentro humano;para aceptar, que en la lógica y esencia de nuestra sociedad, se encuentra la búsqueda de la equidad y la generación de oportunidades; y para admitir, que el conocimiento nos libera y le da sentido y significado a nuestro proceder.

Hoy,todos los procesos administrativos del gobierno, el diagnóstico de un médico o la misma composición arquitectónica de las ciudades, descansan en el uso eficiente de la ciencia aplicada y la tecnología desarrollista. Ello es innegable, pero debe ser encausado para beneficio del todo social.La ciencia no puede ser una construcción excluyente ni discriminatoria de la sociedad; el conocimiento trasciende en el tiempo y el espacio, es portador de luz social, y abre nuevos diálogos para entender y afrontar la realidad.

Hay que destacar además, que la construcción del proyecto “Pachuca, Ciudad del Conocimiento y la Cultura”, reintegra el sentido ciudadano de la cultura, porque interpreta la construcción histórico-social de la vida organizada a través de la “Ciudad”, que como espacio vital, que se vuelve referente de vida y núcleo de la identidad ciudadana.

Este proyecto, no es un modelo de desarrollo económico, como tampoco un intento exclusivo de generar un campus universitario, o politécnico, o bien una propuesta de acción gubernamental unilateral; es en esencia, un planteamiento democrático de Estado, que recupera en la autonomía regional y en la vitalidad del tejido ciudadano,la perspectiva de desarrollar, a través del conocimiento científico y la cultura, la visión del proceso histórico de la justicia social a que tiene derecho.

En este escenario, reflejo inequívoco de la identificación del Ejecutivo Federal; de la configuración plural de la democracia; y de la acción concertada de las fuerzas políticas con la ciudadanía, se construyen los componentes de un desarrollismo social que basado en la Unidad Nacional,forja un “Modelo de Integración Ciudadano-Gubernamental”, que propicia una nueva lógica de interacción del tejido social y edifica en la ciencia y la cultura,la vigorosa participación ciudadanade una “Comunidad Ético-Política”, cuyos fines de desarrollo humano, generen mecanismos de redistribución del poder del Estado;propicien la ciudadanización de sus estructuras;organiza espacios de corresponsabilidad; y admite, en la génesis del mandato ciudadano, la prescripción de la razón de Estado.

Cuando hablamos de la construcción de una Ciudad del Conocimiento y la Cultura,es ineludible reflexionar, sobre la participación activa de los ciudadanos en la vida del Estado, el tema implica la corresponsabilidad y prescripción de una sociedad organizada, como fuente de articulación, no sólo legal, de acuerdo a la planeación democrática del Estado, sino también, como imperativo ético de operatividad, tanto de la esfera pública, como de los intereses genuinos de la ciudadanía.

El apoyo decido y comprometido del Presidente Peña Nieto, al proyecto “Pachuca, Ciudad del Conocimiento y la Cultura”, es producto del empoderamiento del mandato ciudadano recogido del proceso electoral del año 2012, ello es importante resaltarlo, porque permite mantener la vigencia del “Voto Programático” como factor de prescripción de los planes que los candidatos y las formulas políticas desarrollan en el ejercicio de gobierno.

Por consiguiente, el mandato ciudadano,como epicentro de la planeación democrática, orienta el ejercicio de gobierno que hoy está contenido, ubicado e identificado como parte de la Agenda Programática del Pacto por México, que hace de cada temática de la realidad social, un planteamiento de transversalidad ciudadana y un punto de encuentro que, más allá de su especificidad, es crisol de la realidad social.

En este sentido, el hambre y la desigualdad social y su correlato de marginación, no han quedado a la zaga del Pacto Nacional por México, pero debemos asegurar su erradicación, no sólo con una “Cruzada contra el Hambre”que combata las asimetrías del desarrollo humano, sino con la perspectiva irrestricta de rescatar la dignidad social.

Agenda

  • La Cruzada contra el Hambre que anunció el Presidente Peña Nieto, es en favor de 52 millones de mexicanos que según INEGI, viven en condición de pobreza extrema, es la población más desprotegida del país que ha llegado al punto de morir de hambre.El Pacto por México, debe crear un “Sistema de Protección Social”que impida sistémicamente que la pobreza y el hambre sean realidades de nuestra sociedad.
  • Paradójica la resolución de la Primera Sala de la Suprema Corte en torno al asunto de Florence Cassez, en la cual, resolvió a favor del derecho fundamental al debido proceso legal y ordenó su liberación no obstante haber sido, esencialmente, culpable. Importante precedente que impone perfilar las acciones para evitar que se repitan violaciones a los derechos humanos, y de la mano, revisar las figuras jurídicas del arraigo y los testigos protegidos, para evitar su abuso, como lo planteó el Procurador General de la República, ya que todo sistema judicial debe inspirar certidumbre y confianza. En puerta el caso de los Generales.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑