La matriz transparencia-ciudadanización-rendición de cuentas.

He precisado que el Ayuntamiento como órgano de gobierno, es a quién corresponde rendir la Cuenta Pública y el Informe del estado que guarda la administración pública municipal.

Reitero en esta ocasión, la necesidad de reformar la fracción V, del artículo 144 de la Constitución Política del Estado de Hidalgo, para establecer que sea la ciudadanía quién reciba el Informe del Ayuntamiento. Esto debe ser así, porque el status de ciudadanía denota la potestad de los individuos de estar dotados de derechos políticos, que no prescriben ni atienden a fronteras económicas, políticas o culturales, por ser el ciudadano la razón de ser del Estado mismo.

Insisto en reclamar que los Ayuntamientos para ejercer un gobierno sustentado en la transparencia y la rendición de cuentas, deben establecer un sistema que permita flujos de información oportuna y de calidad, lo que demanda promover la ciudadanización de la tarea pública municipal, y concebir la información, como formación que expresa la necesidad ciudadana, y no lo que unilateralmente a juicio de los mandatarios se indica.

Es fundamental que los Ayuntamientos entiendan que el mandato ciudadano, refleja la concreción de anhelos suscritos por pueblos, barrios y comunidades, presentes, no sólo en la realidad de un ejercicio jurídico del Estado en relación a sus estructuras institucionales, sino como el supremo ejercicio de la ética ciudadana en el control de la esfera pública y del deber ser.

En este sentido, el cuestionamiento de fondo está en la matriz transparencia-ciudadanización-rendición de cuentas, porque es allí, en la esfera pública, donde se articula la competencia social, lo que implica que cada estructura del gobierno, admita que su esencia deviene de la custodia del interés público, que a su vez, no es otro sino el mandato ciudadano.

Este planteamiento, advierte que consolidar la esencia de la institucionalidad del poder, se puede facilitar elevando a rango de garantía constitucional la participación ciudadana, lo que permitiría generar espacios jurídicos para su organización y abrir en definitiva las estructuras institucionales al flujo de la participación ciudadana y a la información necesaria para garantizar transparencia y rendición de cuentas en el ejercicio de gobierno.

La participación ciudadana constitucionalmente establecida de forma expresa, es el paso que falta dar, pero todo parece indicar que pronto se concretará, considero que es la etapa concluyente del proceso sociopolítico vinculado a la consolidación y fortalecimiento del Sistema Estatal de Planeación Democrática, que impulsa el Gobernador Olvera.
En este sentido, como observador ciudadano, aprecio que es un acierto el interés con que se impulsa la participación de la ciudadanía, lo mismo en los Comités de Planeación para el Desarrollo Regional, COPLADER y en los Subcomités Sectoriales del COPLADEHI; que en el Consejo para el Desarrollo Metropolitano; o, en la elaboración de los Programas de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial Municipales. Escenarios donde los ciudadanos y la clase política, establecen un proceso de concertación, que hacen del consenso una realidad de integración.

Destaco la importancia política de las Sesiones del COPLADER, cuentan con la presencia de los Titulares de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, los dirigentes de los Partidos Políticos, los Presidentes Municipales, Síndicos y Regidores, los Delegados del Gobierno Federal, los Secretarios del Ejecutivo del Estado, los sectores sociales, económicos y culturales de los municipios y los Titulares de los Organismos Públicos Autónomos, en un nuevo escenario en el que advierto con satisfacción la determinación de impulsar la participación ciudadana en las decisiones del quehacer público.

Con este marco, la participación paritaria de la ciudadanía con los representantes institucionales en esquemas que aperturan las políticas públicas e involucran a la sociedad en el conocimiento y la solución de la problemática de los municipios y regiones, se formulan los Programas Regionales de Desarrollo integrando, a partir del conocimiento específico de las necesidades, las propuestas más adecuadas para el beneficio de las familias.

En este proceso de concertación, la expresión del trabajo solidario de los actores sociales, ciudadanos y políticos, encuentra en el acuerdo, la vitalidad del consenso elevado a rango de dignidad ciudadana, guiado prescriptivamente por la voluntad orientada por el criterio de la institucionalidad, que se nutre y retroalimenta de la realidad expresa de regiones y comunidades, donde los vecinos, son los que generan la fuerza motriz de los programas de desarrollo. Con este diálogo de la sociedad gobernante y la sociedad civil, se edifica la dignidad del ejercicio político a la que tiene derecho el ciudadano, más que por la negociación de los intereses de grupo.

En este contexto, corresponde a los Particos Políticos, como organismos de empoderamiento social de la representación ciudadana, la responsabilidad ineludible de generar la reflexión sobre la necesidad de establecer mecanismos y protocolos que coadyuven a la transparencia y rendición de cuentas. No pueden olvidar que son los responsables de articular la máxima aspiración ciudadana, que es la representación del tejido social en el ejercicio de gobierno, ni que, como agentes de la integración social, deben generar escenarios para el equilibrio de las tareas públicas y ser elementos de solución y correas de transmisión en la mediación del conflicto y en la redistribución institucional del poder ciudadano.

Agenda

  • Mi reconocimiento a la Sra. Guadalupe Romero de Olvera, Presidenta del Sistema DIF Hidalgo, por el Premio Nacional a la Innovación en Calidad de Salud otorgado al Hospital del Niño DIF, que convalida la confianza a una institución moderna y de vanguardia que ofrece atención oportuna y de calidad a la niñez hidalguense.
  • Es lamentable la fuga de gas ocurrida en Tepeji del Rio, Hgo., muestra, como ya se dijo, la complicidad de los empleados de Pemex y la incapacidad de las autoridades para evitar el robo de ductos. Son actos criminales que pone en riesgo la vida de la población y pueden ocasionar tragedias de enormes dimensiones, por eso es necesario que la ciudadanía colabore formulando denuncias y que Pemex, ejerza una mayor vigilancia e investigue lo que pasa al interior y los sistemas que usan otros países para evitar la comisión de estos ilícitos.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑