De la forma a la esencia. Los informes municipales y la razón de gobernar.

Me resulta ineludible en este nuevo diálogo de “Perspectiva”, ahondar en la certeza de la organización y funciones de la administración política y ciudadana que corresponde al Ayuntamiento como órgano de gobierno del municipio y seguir explorando la posibilidad de establecer un nuevo protocolo para el Informe de Gobierno que sea un autentico ejercicio de rendición de cuentas.

En primer lugar, no perdamos de vista que la certeza jurídica del municipio y su estructura orgánica son la base de la organización política y administrativa de los Estados y la célula básica del desarrollo comunitario y vecinal, y en lo profundo, es el vínculo con la fuerza social, que elevada al rango de la política le otorga sentido y estabilidad al tejido social.

Esta circunstancia es muy importante porque en estos días nada honra más a los ciudadanos que el cumplimento de la ley y el respeto al Estado de Derecho, frontera inequívoca entre la razón social y la desolación de los individuos atomizados y dejados a su suerte.

Debe entenderse que el municipio tiene una conformación jurídica expresa, donde la rendición de cuentas, la transparencia de las acciones políticas y administrativas, la normatividad que lo rigen, aunado a los fines sociales en los que se funda, expresan significativamente, que el ejercicio de gobierno se legitima en las acciones edilicias que se constituyen como un Continuum Político.

Esta continuidad, es la característica más importante de un gobierno municipal y debe darse en dos sentidos, el primero, al interior del Ayuntamiento, donde la participación de sus integrantes en la toma de decisiones, tiene que distinguirse por estar sustentada en el flujo de información del quehacer público municipal suficiente, solida, oportuna y de calidad que facilite el trabajo colegiado y el cumplimiento responsable del mandato del voto ciudadano que los hizo autoridades y segundo, mediante la construcción de un flujo continuo de información hacia la ciudadanía, que exprese no sólo la voluntad política de rendir cuentas a la sociedad, sino que lo haga con un enfoque orgánico que muestre el cumplimiento de sus funciones legales, administrativas, programáticas, presupuestales y políticas acordes con sus obligaciones y atribuciones.

Efectivamente, en primer lugar, hay que cumplir con la obligación legal de rendir la cuenta pública ante la Auditoría Superior de Estado de Hidalgo para su revisión y fiscalización, y en segundo lugar, la propuesta ciudadana es que a la rendición de cuentas hay que darle un sentido político, haciendo que el Presidente Municipal, los Síndicos y los Regidores, rinden el Informe de Gobierno del Ayuntamiento a la representación comunitaria y vecinal del municipio y expongan de manera precisa y transparente las acciones ejecutadas en cumplimiento del mandato ciudadano.

El Informe de Gobierno del Ayuntamiento debe rescatar el espíritu originario que la Constitución Política le confiere y entender que su tipificación jurídica, está construida para hacer del Cabildo un escenario para ciudadanizar la gestión pública, donde la rendición de cuentas es un ejercicio para la deliberación ciudadana y no arena política donde las fracciones edilicias partidistas, intenten hacer valer las visiones, principios e ideologías de los Partidos Políticos que también representan.

Al respecto, los Síndicos y Regidores, deberán presentar sus posiciones, pero en el debate de los asuntos que se discuten al interior de las Comisiones de Gobierno y Administrativas, hasta alcanzar democráticamente los acuerdos que se convierten en determinaciones y actos de gobierno.

De esta manera, en la medida en que las fracciones edilicias partidistas, responsables de edificar los bandos y las acciones político-administrativas que conforman la gestión gubernamental establezcan los acuerdos democráticos y los elementos que le permiten al Presidente Municipal ejecutarlos, el ejercicio de gobierno del Ayuntamiento expresará con plenitud su legitimidad.

En estas consideraciones es fundamental no perder de vista que, las estructuras orgánicas de la República, le dan sentido al ejercicio de gobierno y responden a realidades concretas; la administración federal como fuente de la unificación nacional; la administración estatal como fundamento de la integración regional y la administración municipal como la génesis de la potestad, armonía y la cohesión ciudadana.

Agenda

  • Mi reconocimiento y felicitación a la Señora Guadalupe Romero de Olvera, Presidenta del Patronato del Sistema DIF Hidalgo, con motivo de la presentación de su Segundo Informe de Actividades.
  • Destaco de su mensaje, los avances de la Nueva Política de Asistencia Social del DIF, que encuentra su fundamento al entender que, “nuestro tiempo marca la necesidad de nuevas visiones que encuentren respuestas a los retos de la evolución social que vivimos”
  • Leer los signos de los tiempos; conocer y reconocer las circunstancias y capacidades, permite con seriedad convocar a sumar voluntades y compartir la convicción de que, “lo que más anhelamos en la vida se construye en familia”
  • Un acierto reconocer a la familia como elemento definitorio en el diseño de las políticas públicas que necesitamos para impulsar las transformaciones sociales que reclama el momento histórico que vivimos.
  • Los Ayuntamientos tienen facultades para aprobar bandos de policía y gobierno, reglamentos, circulares y disposiciones administrativas que organicen la administración pública municipal, regulen las materias, procedimientos, funciones y servicios públicos municipales de su competencia y aseguren la participación ciudadana y vecinal y para formular y expedir su Plan y Programa de Desarrollo Municipal.
  • Solicitar a los Dirigentes de los Partidos Políticos sus consideraciones respecto de Presidentes Municipales, Síndicos y Regidores surgidos de sus filas, ya que en algunos casos, su desempeño ha sido muy cuestionado por la prensa y es de dar pena.
  • Pedir a los Directores de los Institutos de Desarrollo Municipal, formulen planteamientos que incidan efectivamente en los factores que limitan, en algunos casos, la funcionalidad, la transparencia y la rendición de cuentas en los Ayuntamientos.
  • Recomendar el estudio de la iniciativa preferente en materia de Contabilidad Gubernamental y estar muy pendientes del Programa de Armonización Contable.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑