Los monstruos sociales del terror y el miedo y la prospectiva de la imaginación política.

Una de las funciones vitales del Estado es establecer los elementos que aseguren la cohesión social. El marco jurídico se dispone para hacer frente a adversidades, peligros y distribución de poder; las amenazas tanto endógenas como externas adquieren la categoría de “enemigos”, porque pueden engendrar o crear amenazas abiertas o bien ocultas, cuya efectividad se cifra en la representación imaginaria de los sujetos sociales, mismos que pueden magnificar el evento e inclusive ser desbordados psíquicamente por este.

No es necesario, que haya o se produzcan actos delictivos para causar una representación social imaginaria, tal es el caso de los rumores y versiones de violencia en el Municipio de Nezahualcóyotl, que paralizó actividades en el comercio, transporte y centros educativos.

Pero, ¿qué consecuencias tiene el enemigo o monstruo imaginario para una sociedad?, la respuesta no es lineal ni sencilla y debe ser abordada desde la perspectiva de que una sociedad que asume representaciones falsas de una amenaza, la conduce al escenario del miedo inhibiendo su dinamismo y disminuyendo la operatividad organizativa de los sujetos sociales, porque reafirma en la conducta social el peligro de un enemigo que no sólo es potencial sino también efectivo.

En México la función del miedo ha provenido nítidamente en la última década como efecto de las anomias de la corrupción que penetró de manera significativa la institucionalidad pública; ello hizo que el Estado reforzara los canales de custodia del servicio público creando organismos como IFAI, pero a decir de Mauricio Merino investigador del CIDE, el problema no se erradica sólo con la construcción de nuevas leyes e instituciones que impidan la corrupción, sino con la operatividad de las mismas y evitando la fragmentación legislativa.

La fragmentación de la ley y de las estructuras institucionales, han evidenciado que no pueden hacer frente de manera contundente al monstruo amenaza-miedo y lo más delicado, es que no sólo juegan con la variable miedo como sucedió en el Municipio de Nezahualcóyotl, sino también, con la violencia efectiva que se presenta sin lógicas inmediatas, sin temporalidades expresas y al amparo de la sorpresa, como lamentablemente sucede en algunas Entidades de la República.

¿Qué nos alecciona esta realidad?, que el Estado no puede seguir bajo la conducta de la fragmentación institucional y jurídica, la solución o soluciones a los monstruos del terror ciudadano, devienen no de una estrategia reactiva sino prospectiva, es decir, de usar la imaginación política para plantear los escenarios que disipen y controlen la amenaza potencial y efectiva que inhibe las funciones sociales y debilitan al Estado.

Requerimos replantear las estrategias de inserción ciudadana en la cultura de la prevención; tal cultura es transversal en las áreas de desarrollo social y lo mismo pueden ser aplicadas a la seguridad o bien a la salud; el efecto sustantivo es un efecto dominó, es decir, la transversalidad precipita la organización social y la fortalece, porque la realidad y sus entramados o caminos, convergen en la problemática social, la que demanda renunciar al egoísmo y transitar por el asociacionismo y la organización ya sea comunitaria, de barrio, vecinal o de padres de familia en una escuela, para ampliar sus horizontes y concretar la solución de su problemática.

En efecto, la individualidad es necesaria por ser una expresión primaria de los seres humanos, mientras que el asociacionismo es la expresión de la potencialidad plena del ejercicio de la voluntad individual, por eso, no cabe pensar en la fragmentación de los sujetos sociales, porque fragmentar no es sólo la expresión de dividir, sino también de inhibir su participación por la acción del miedo o del terror social.

Concreto aquí mi idea central. La imaginación política es un constructo que permite entender en base a la interpretación de las lógicas y las variables inmediatas que presenta la realidad, el escenario de la prospectiva viable y posible del activismo ciudadano; la destrucción del monstruo del miedo o terror; y, asumir el control de la incertidumbre social.

Los observatorios ciudadanos se crearon en diversos tópicos a partir de la incertidumbre de los monstruos y representaciones de la imaginación social, que asumían, de manera expresa e incluso ficticia el peligro inmediato, ya fuera en ecología, en seguridad, o inclusive en salud como ocurrió con los problemas originados por la amenaza de la epidemia de influenza, donde los ciudadanos se disciplinaron y crearon asociaciones para contrarrestarla.

Hoy más que nunca el Estado debe ser preventivo del terror y de la potencialidad de los monstruos sociales que generan las representaciones imaginarias de los ciudadanos, porque jugamos con situaciones extremas en materia de seguridad, lo que impone propiciar nuevas lógicas de control de la incertidumbre ciudadana y nuevas estrategias, cuya vitalidad sea la antítesis de la fragmentación institucional y legislativa que vivimos, lo que implica por una parte, entender la diversidad social, y por la otra, iniciar el camino de la prospectiva de la imaginación política.

Agenda

• Este jueves 20 de septiembre se llevará a cabo la Cuarta Edición del “Foro Nacional de Emprendedores y Expociencias Pachuca 2012” que organiza el Consejo Consultivo Ciudadano del Estado de Hidalgo en coordinación con Jóvenes Emprendedores del Estado de Hidalgo, A.C., el Sistema DIF Hidalgo e Instituciones de Educación Superior. La cita es en el Auditorio Gota de Plata a las 12:30 hrs.

• La Red por la Rendición de Cuentas convocó a una jornada de reflexión sobre el significado de las iniciativas que en materia de transparencia, rendición de cuentas, acceso a la información pública y la lucha contra la corrupción fueron presentadas al Congreso de la Unión.

• Con gran pesar lamento el sensible fallecimiento del Maestro Ernesto de la Peña, lúcido intelectual y un ser humano extraordinario. Nos queda como parte de su legado, su excepcional creatividad e imaginación, así como su preocupación crítica por la cultura de nuestro país. Descanse en Paz.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑