La educación y la institucionalización de la participación ciudadana. Dos asuntos sustantivos de la democracia.

La semana pasada anuncié que comentaría diversos temas tratados en el “Primer Congreso Estatal de Participación Ciudadana y Gestión Pública”, lo hago con el afán de ofrecer un testimonio abierto a la sociedad que motive la participación ciudadana en el ejercicio de la gestión pública y en el propósito también, de fortalecer el trabajo de los ciudadanos organizado en el marco de la pluralidad, responsable de las expresiones de sus legítimas aspiraciones y necesidades.

La organización del Congreso, se presentó bajo una estructura basada en la horizontalidad de sus actores y la transversalidad de sus temáticas, generándose con ello un nuevo Modelo de Integración Política-Ciudadana.

Espero que su inserción al compartirse por los diferentes sectores sociales de nuestro país, imponga nuevas huellas de entendimiento e integración entre los ciudadanos y el gobierno y ayude a crear una nueva sociedad que haga de su libertad, la expresión de la identidad individual; y de la solidaridad colectiva, el marco del ejercicio de una ciudadanía responsable y comprometida.

En primer lugar destaco algunos conceptos de la conferencia “Sociedad y Gobierno. Reflexiones sobre el Futuro”, impartida por el Lic. Ignacio Morales Lechuga.

“La democracia, dijo, es una forma de vida, que no se circunscribe al proceso electoral, nos afecta o beneficia a todos y al final de cuentas, todos somos beneficiarios, deudores o corresponsables de omisión, de aciertos o del rumbo de la actividad pública.

Lo qué requiere el ciudadano para confiar y participar más abiertamente en los temas públicos, es indiscutiblemente más apertura y más transparencia de las autoridades, para generar una cultura que cohesione a la sociedad”. Lograrlo, implica impactar dos asuntos sustantivos de la democracia, la educación y la institucionalización de la participación.

Respecto a la educación, cito las palabras del Dr. José Narro Robles al asumir la rectoría de la UNAM por segunda ocasión: “La auténtica función de las universidades trasciende a la de transmitir y generar conocimiento.

El verdadero propósito tiene que ver con la vida en sociedad. Con la creación de modelos al respecto. Con la formación de ciudadanos libres, con conciencia colectiva, capaces de valorar principios éticos y la vida en sociedad. Atentos al cumplimiento de los marcos legales y de sus propias obligaciones. Aptos para la democracia, respetuosos de los derechos de los demás y competentes para exigir el cumplimiento de los propios.

Para los universitarios, educar es construir ciudadanía. Es perseguir la utopía de siempre. La utopía de la libertad y del combate a la desigualdad y la injusticia. La del respeto y el aprecio por los demás. La del servicio a los otros, en particular a los que menos tienen y más requieren. La de la dignidad humana que cubra a todos”.
Compartiendo plenamente esta convicción, en el CCC sustentamos el proyecto Universidades en Red de Hidalgo, Cultura para el Desarrollo, (UNIRH), e impulsamos que nuestras universidades sean las protagonistas del desarrollo de nuestros pueblos barrios y comunidades, conceptos expuestos ampliamente en la conferencia sustentada por el Lic. Luis Raúl González Pérez, Abogado General de la UNAM.

Es evidente, requerimos revisar nuestro modelo educativo y hacer que forme a los jóvenes en tema de democracia, participación ciudadana, gobierno y comunidad, materias que deben ser obligatorias en las escuelas para forjar mexicanos con valores y principios como la honestidad, la honradez, la transparencia, la rendición de cuentas públicas y, para que como ciudadanos, asuman el compromiso de participar en las actividades públicas y políticas de su comunidad.

Respecto a la institucionalización de la participación ciudadana, el Lic Morales Lechuga plantea que, “es necesario abrir nuevos cauces legales, llevar la participación ciudadana como una Garantía Constitucional, la sociedad tiene que estar en una dinámica permanente de debate, de reciclamiento, porque todo cambio tiende siempre a perfeccionar, a mejorar, la sociedad no puede permanecer estática en esta época, que no es de cruzarse de brazos, de descansar o de dormirse en sus laureles, serán momentos de participación activa, necesitamos como aquí en Hidalgo, una voluntad política que abra espacios legales a su atención”.

En síntesis se trata de forjar, una nueva cultura de la gobernabilidad democrática; una cultura de demandas ciudadanas responsables frente a un Estado obligado a rendir cuentas; una participación ampliada mediante canales institucionalizados; una cultura que tolere las diferencias; una cultura que, en definitiva, logre integrar orden y libertad, justicia y eficiencia, para una economía moderna, dinámica y competitiva, así como una sociedad más equitativa y cohesionada.

Si logramos forjar una sociedad civil robusta, representativa, con diagnósticos y propuestas, movilizada y capaz de movilizar, tendremos un contexto de exigencia mayor para el despliegue de la política.

Hoy el país vive momentos de transición para nuestro desarrollo democrático, se instaló el Congreso de la Unión, fue entregado el Sexto y último Informe de Gobierno del Presidente Felipe Calderón y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, emitió la resolución jurisdiccional de computo final, la calificación de la elección y declaró Presidente Electo de los Estados Unidos Mexicanos al Lic. Enrique Peña Nieto.

Esta circunstancia, nos debe convocar a emprender acciones y a diseñar instrumentos para que de manera responsable y consciente motive y permita una mayor presencia de los ciudadanos en el quehacer público y en el perfeccionamiento de nuestra democracia, para que fluyan las reformas que están pendientes, para que se consoliden la gobernabilidad democrática, el Estado de derecho y las bases para un desarrollo y crecimiento económico sostenido.

Agenda

  • Una felicitación a la Dip. Mirna Hernández Morales, electa como Coordinadora de los legisladores hidalguenses de la LXII Legislatura, su labor será fundamental para lograr las reformas que contribuyan al desarrollo de nuestro Estado.
  • Esperamos que la Secretaria de Educación Pública del Estado de Hidalgo, expida pronto el manual de procedimientos que deberán observar al ordenar sus publicaciones, para evitar que las casas editoriales hagan lo que se les pegue la gana como en el caso de los diccionarios escolares.
  • Bien organizado el Encuentro Mujeres Municipalistas por el Instituto Hidalguense para las Mujeres (IHM).

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑