Participación ciudadana: esencia de la vida pública

Estoy totalmente de acuerdo con la tesis central del Manual de Participación Ciudadana de la OCDE, plantea que la democracia necesita que los gobiernos como órganos del poder público, tengan un entramado de estructuras institucionales capaces de implementar medidas para garantizar el acceso a la información; crear posibilidades de consulta y, fomentar la participación de la sociedad en el quehacer gubernamental.

En México la participación ciudadana en los últimos 20 años ha empezado a cobrar mayor relevancia en la gestión de problemas, en la formulación de reivindicaciones, y en el reclamo de establecer esquemas de actuación que proyectan nuevas relaciones con el gobierno para ser incluida en los procesos en los que se toman las decisiones.

Esta determinación de la sociedad de participar activamente en los asuntos de la función pública, ha transitado de las actitudes de hace pocos años expresadas en el sentido de que, “a mí no me interesa la política”, hasta exhibir su convicción por una democracia más viva, más transparente, y más participativa, capaz de conformar un sistema político y de gobierno, efectivamente representativo, más cercano y comprometido con todos.

Además, muestra con claridad la aspiración de lograr un cambio significativo en nuestro régimen político y de gobierno, apto para gestionar las demandas de la población, y resuelto en hacer de la participación ciudadana un medio y un fin para la construcción de soluciones que fortalezcan nuestra democracia y le den viabilidad y sentido frente a la ciudadanía.

Cada vez surgen más organismos que promueven los derechos humanos, la seguridad pública, los derechos de las minorías y de los consumidores, la rendición de cuentas. Es aire fresco que debemos celebrar.

Con esté animo, durante el reciente Proceso Electoral Federal, fuimos testigos de la participación comprometida de numerosas organizaciones de la sociedad civil que buscaron el compromiso de los candidatos y candidata a la Presidencia de la República, con los temas de una Agenda Ciudadana que glosa las demandas, visiones y planteamientos de corto, mediano y largo plazo.

Organizaciones como Alianza Cívica, Causa en Común, el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI), México Evalúa, Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), Somos Más, el Observatorio Nacional Ciudadano, Diez por la Educación, Centro de Colaboración Cívica, ofrecieron con seriedad y sustento institucional, propuestas concretas para avanzar en la búsqueda de una sociedad más justa y más segura, una democracia fortalecida y una efectiva protección de los derechos humanos como es el caso de los Elementos para la Seguridad y Justicia en Democracia presentado por la UNAM.

Estas acciones, han provocado que la ciudadanía comprenda la importancia de asumir responsabilidades públicas, y cobre conciencia de la importancia de intervenir en la definición de los asuntos de su entorno y de cruzar iniciativas y esfuerzos colectivos, a fin de perfilar un mejor futuro. Al respecto, conviene tener presente que nadie arriba a la democracia por decreto, y que su construcción es precisamente la edificación social de una voluntad compartida entre sociedad y gobierno.

México tiene con la nueva administración del Gobierno Federal, la oportunidad de construir un desarrollo democrático más allá del sufragio, lograrlo requiere entre otras cosas, promover que la ciudadana se involucren en los asuntos públicos y que ejerza responsablemente sus derechos y cumpla con sus obligaciones.

Es inaplazable incorporar a la sociedad civil al proceso de toma de decisiones de los gobiernos federal, estatales y municipales, a promover gobiernos abiertos y receptivos, dispuestos a escuchar, entender y atender las propuestas de los ciudadanos para mejorar la política, la gestión de los asuntos públicos, la mejorara de los servicios y la generación de oportunidades a la población.

La atención de los asuntos públicos en nuestro país requiere fortalecer los espacios de participación, ejercer el derecho de exigir cuentas al gobierno en su conjunto, impulsar la construcción de ciudadanía y materializar políticas públicas eficaces y eficientes.

Esta dinámica, impone buscar que la ciudadanía exprese sus opiniones, exponga sus necesidades, y acuerde acciones con representantes de los gobiernos, en el afán de crear políticas públicas transparentes, incluyentes, legítimas y eficaces.

Es necesario un mayor activismo ciudadano en la toma de decisiones, más transparencia en la información, y el compromiso social, tanto de los servidores públicos como de la población en general, de promover gobiernos abiertos y receptivos, dispuestos a escuchar las propuestas de los ciudadanos para mejorar la política y la gestión de los asuntos públicos.

Participar más allá del voto en las urnas, demanda una cultura ciudadana proactiva, propositiva y exigente con capacidad de dialogar, debatir, disentir y llegar a acuerdos, para hacer de la participación ciudadana esencia de la vida pública.

Agenda

  • Preocupa que las autoridades encargadas de la procuración de justicia no puedan hacer nada en el caso del fraude del MELATE por muchos millones de pesos, cometido por altos directivos de este organismo. Queda la duda sí no existieron otros fraudes similares y revela que hasta la suerte es corrupta.
  • Es una pena la muerte del arquitecto Jorge Legorreta, columnista y escritor, catedrático en la Universidad Autónoma Metropolitana y del Instituto Politécnico Nacional, destaco la importancia de sus trabajos en política hidráulica y su vasto conocimiento de la historia arquitectónica de la capital del país. Descanse en paz.
  • Es un acierto la investigación del Senado de EUA que acusó al banco HSBC de haber permitido el lavado de dinero a los cárteles mexicanos entre 2007 y 2008. Es urgente profundizar la regulación de las instituciones financieras, actualizar el marco jurídico para dotar a las autoridades de mayores facultades de investigación en la materia y obligar a los bancos a usar controles más estrictos en sus operaciones.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑