El Legislativo, uno de los tres poderes de la República. Parte III


La semana pasada registre en la “Agenda” como pendientes de comentar las funciones de control en materia económica y la legislativa que la sociedad demanda del Congreso de la Unión, ejercer, escuchando, entendiendo y atendiendo las voces ciudadanas.

La función de control en materia económica la ejerce mediante varios instrumentos y mecanismos contenidos en diversas disposiciones constitucionales con los que fiscaliza las actividades del Ejecutivo.

Al respecto, el artículo 26 Constitucional, establece que: “ El Estado organizará un sistema de planeación democrática del desarrollo nacional que imprima solidez, dinamismo, permanencia y equidad al crecimiento de la economía para la independencia y la democratización política, social y cultural de la Nación” y al respecto, la Ley de Planeación, dispone que el Presidente de la Republica remita el Plan Nacional de Desarrollo al Congreso de la Unión para su examen y opinión y para que éste formule las observaciones que estime pertinentes durante la ejecución, revisión y adecuaciones del propio Plan.

En el mismo artículo constitucional se señala que: “Los fines del proyecto nacional contenidos en esta Constitución determinarán los objetivos de la planeación. La planeación será democrática. Mediante la participación de los diversos sectores sociales recogerá las aspiraciones y demandas de la sociedad para incorporarlas al plan y los programas de desarrollo” y, que los programas de la Administración Pública Federal se sujetarán obligatoriamente al Plan Nacional de Desarrollo.

Estas facultades acrecientan de manera formidable el poder político que ejerce el Legislativo por lo que deberían garantizar que el Plan Nacional de Desarrollo, se ajuste a los lineamientos programáticos y a la ideología del Proyecto Nacional que contiene la Constitución.

Lo anterior en razón de que la planeación es un proceso político montado en una plataforma ideológica, misma que requiere una infraestructura jurídica para que el manejo de recursos de los planes y programas, rebase el linde de la burocracia y la toma de decisiones meramente administrativas, para lo cual, los proyectos de iniciativas de ley y los reglamentos, decretos y acuerdos que formule el Titular del Poder Ejecutivo Federal, señalarán las relaciones y los programas respectivos.

Con toda claridad se advierte en este diseño, que la Constitución al contener el Proyecto Nacional; las leyes y programas estatales son el medio para llevarlo a cabo. Este esquema se fortalece y complementa con las disposiciones de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, que establecen que estos, podrán incurrir en responsabilidades si violan grave o sistemáticamente los programas y presupuestos a su cargo.

En este régimen legal de planeación del desarrollo, la Ley de Ingresos, el Decreto del Presupuesto de Egresos, las iniciativas de ley que proponga el Titular del Poder Ejecutivo, los Informes Anuales, las Memorias del Ramo y la Cuenta Pública deberán elaborarse sujetas a las disposiciones del Plan Nacional de Desarrollo como instrumento disciplinario.

Corresponde al Congreso de la Unión en uso de sus atribuciones constitucionales cuidar esa congruencia.

Veamos con más detalle estos instrumentos.

La Ley de Ingresos, al facultar al gobierno para imponer gravámenes sobre los bienes y servicios que se producen y señalar los montos a recaudar de las cuatro fuentes de ingreso: impuestos, derechos, productos y aprovechamientos, debe estructurarse de manera coherente como fuente de financiamiento público, por los impactos que tiene sobre los distintos sectores económicos y grupos de población.
La iniciativa de ley la presenta el Poder Ejecutivo, tiene vigencia anual, es aprobada por ambas Cámaras y su aprobación es previa a la del Presupuesto de Egresos.
En esta etapa también se incluye la autorización del monto de la deuda pública, ya que el gobierno no puede contratar deuda pública si ésta no se destina a la inversión en infraestructura que genere los ingresos que permitan pagarla.

Aprobada la Ley de Ingresos y el monto de endeudamiento, se discute y aprueba el Decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación, que de acuerdo al artículo 74 de la Constitución, corresponde únicamente a la Cámara de Diputados al igual que la fiscalización del gasto público, mediante la revisión y aprobación de la Cuenta Pública.

El objetivo de la revisión de la Cuenta Pública es conocer la gestión financiera del gobierno federal y los organismos del sector paraestatal controlados presupuestalmente y determinar si ésta se ajustó al presupuesto aprobado por la propia Cámara de Diputados y si se cumplieron con los objetivos de los diferentes programas.

Agenda

De la Sesión con la Secretaria de Finanzas y Administración del Gobierno del Estado, Lic. Nuvia Mayorga Delgado, agendamos que:

• La principal herramienta para la solución de problemas y para construir un mejor estado es el diálogo entre gobierno y ciudadanía.

• Necesario perseverar en la disciplina fiscal, la simplificación administrativa, la rendición de cuentas, mayor transparencia y un clima de confianza para promover la inversión y la estabilidad económica en el estado.

• Impulsar un Nuevo Federalismo Fiscal como estrategia de progreso y desarrollo nacional, que considere distribuir equitativamente el gasto público y redistribuir las competencias entre las partes que conforman el Pacto Federal para sentar las bases para una asignación territorial del gasto público que articule las políticas macroeconómicas y el desarrollo regional.

• Acabar con la centralización de los recursos, ya que en ocasiones se utilizan políticamente para someter a los estados a esquemas de distribución que premian o castigan las actitudes o preferencias partidistas de habitantes de estados y municipios.

Atentamente los invito hoy lunes 13 de febrero, en punto de las 12:00 hrs., al CCCEH a la “Presentación de la campaña, Ver bien para aprender mejor, 2012”. Les informo que los problemas de agudeza visual, ocasionan el 32% de la deserción escolar, un niño con problemas visuales no aprende, no entiende y esto afecta su desarrollo, autoestima y desempeño escolar mermando para siempre su futuro.

Un comentario sobre “El Legislativo, uno de los tres poderes de la República. Parte III

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑