Nuevos Gobiernos Municipales: Retos y Perspectivas

Los hidalguenses iniciamos un nuevo tiempo político. De acuerdo con lo que establece la Constitución Política del Estado y la Ley Electoral, en esta fecha deben tomar posesión los Ayuntamientos electos en los 84 municipios de la entidad el pasado 3 de julio, mismos que gobernarán hasta el 4 de septiembre de 2016.

Con ánimo renovado, los ciudadanos manifestamos nuestro interés por conocer los planes y programas de trabajo de las nuevas autoridades municipales. Hay grandes expectativas por saber cómo se dará respuesta a las urgentes necesidades de las comunidades; cómo se gestionará la solución de los problemas reiteradamente planteados; cómo se cumplirán los compromisos y las promesas de campaña; cómo se avanzará hacia un desarrollo integral armónico, donde la sociedad y el gobierno caminen en la misma dirección para alcanzar los objetivos comprometidos con el bienestar de la población.

Efectivamente hay ánimo, interés y expectativas. Esperamos un ejercicio de gobierno comprometido con la transformación integral del municipio, es decir, con la transparencia y la rendición de cuentas, con el combate a corrupción y la impunidad, con garantizar la participación ciudadana en el quehacer público municipal, de proveer servicios públicos de calidad, mejorar la infraestructura, la seguridad pública, corregir la mala planeación urbana, frenar el deterioro ambiental e impulsar la creación de oportunidades de trabajo y, lo más importante, superar la pobreza y las lastimosas e injustas desigualdades.

En este compromiso, la ciudadanía y el gobierno deben asumir responsabilidades concurrentes, involucrarse en el diseño y ejecución de proyectos; en la identificación de necesidades, en la priorización e implementación de programas, en la supervisión, seguimiento y evaluación del avance y calidad de las obras y servicios.

Esto significa que los Ayuntamientos que nos gobernarán, deben tener presente que los elegimos con nuestro voto, pero que ese instante democrático por sí mismo, no garantiza una relación efectiva y eficaz entre representantes y representados, que la democracia requiere una nueva relación entre la sociedad y el gobierno para atender los problemas y los desafíos que la sociedad enfrenta, que la democracia no termina cuando el ciudadano deposita su boleta en la urna y, que se requiere que transitar a una democracia de ciudadanos.

La ciudadanía demanda Ayuntamientos honestos, eficientes y transparentes, que consideren al ciudadano en el centro de las políticas públicas, que rindan cuentas, que estén dispuestos en todo momento, a someterse al escrutinio y evaluación por parte de la sociedad. Exige gobiernos sensibles, que sepan escuchar, que estén cercanos a la gente, con disposición permanente al diálogo; y, que orienten y transformen sus estructuras administrativas en beneficio de la sociedad, que generen soluciones, ofrezcan resultados óptimos y un uso responsable de los recursos públicos.

Los retos y las perspectivas en el ejercicio de los gobiernos de los Ayuntamientos que hoy inician, serán sin duda muy complejos, pero contaran con el amplio respaldo de dos instituciones que recientemente se han creado para apoyarlos, el Instituto Hidalguense para el Desarrollo Municipal en el ámbito del Poder Ejecutivo y el Instituto para el Desarrollo y Fortalecimiento Municipal, como Órgano Auxiliar del Congreso del Estado, ambos representan el marco jurídico en el que se sustenta la estructura programática, presupuestal y administrativa que da viabilidad al enfoque municipalista de la administración del Gobernador Olvera.

En esta línea, hoy que el panorama nacional e internacional muestran una situación complicada en materia económica, nuestros Ayuntamientos deben afrontarla impulsando la competitividad con proyectos viables que utilicen estratégicamente sus ventajas comparativas. Así mismo, deberán impulsar el desarrollo rural apoyando al sector agropecuario y a la pequeña y mediana empresa.

En el ámbito social, es urgente que los nuevos gobiernos municipales emprendan programas orientados a erradicar la pobreza, la atención a la niñez, a las personas discapacitadas y a los jóvenes. De la misma manera, prever la atención a los riesgos de desastres naturales y el reforzamiento de las políticas de protección civil, tanto con fines de prevención como de atención.

Agenda

•Apuntamos como tarea urgente, la necesidad de emprender un proceso de Reforma Administrativa Municipal para replantear enfoques y actualizaciones al marco jurídico y reglamentario, que adecue las estructuras orgánicas, programáticas, presupuestales y administrativas y establezca la profesionalización de los servidores públicos para implantar políticas públicas que tengan orientación y sentido, que establezcan metas y objetivos, que sean evaluables y auditables en términos de la consecución de mejoras en la prestación de servicios públicos municipales en condiciones de calidad, oportunidad y suficiencia y del avance del proceso de desarrollo municipal y la mejoría en los niveles y calidad de vida.

•Es necesario reformar la Ley Orgánica Municipal a fin de que los Consejos de Colaboración Municipal, a través de un nuevo diseño institucional impulsen la participación de los vecinos de las comunidades, barrios y colonias, en la identificación de problemas, la elaboración de propuestas y la ejecución de programas, así como implantar una división político administrativa que permita alcanzar mejores niveles de eficiencia y racionalidad.

•Muy pronto los Nuevos Ayuntamientos, estarán avocados a formular los Planes Municipales de Desarrollo, deben tener presente que los pilares fundamentales son, la participación ciudadana, la transparencia y rendición de cuentas. La razón es muy sencilla: más transparencia y mayor rendición de cuentas, es igual a menor corrupción; la participación ciudadana redunda en un mejor trabajo de gobierno.

•Al los alcaldes, regidores y síndicos les deseo éxito en el cumplimiento de su responsabilidad oficial en la gestión de gobierno, administrativa y política de sus municipios, que su desempeño los distinga siempre por llevarla a cabo con transparencia y honestidad en correspondencia a la confianza de los ciudadanos que los eligieron.

Un comentario sobre “Nuevos Gobiernos Municipales: Retos y Perspectivas

  1. Los retos y perspectivas de los gobiernos municipales los enuncia puntualmente al relacionar aspectos insoslayables vinculados con el quehacer de los nuevos alcaldes, en el atípico período de gobierno municipal que hoy se inicia.
    De las actividades que mayormente motiva la participación ciudadana es sin duda la elección de “su” gobierno, de la autoridades que gobernarán su pueblo, de quienes se encargarán de gestionar y atender los asuntos que interesan a los vecinos de su comunidad y que gracias al sufragio, les otorga su confianza para que les cumpla y aliente su esperanza de poder disfrutar una mejor convivencia social junto con sus familias.
    El 16 de enero de cada 3 años, la toma de posesión de los Ayuntamientos significó el día en que terminó el proceso electoral para los Actores políticos que participaron con propuestas, compromisos y promesas para conquistar la voluntad ciudadana en la urna. Para quienes se prepararon para gobernar, el relevo institucional significa la oportunidad irrepetible de servir a su pueblo y trabajar para conquistar mejores estadios de convivencia y bienestar social.
    Es una fecha de esperanzas y de desencuentros. Esperanza en la continuidad de proyectos y acciones que impulsan el desarrollo integral de sus comunidades y desencuentros, por los pingües resultados del trabajo de quienes defraudaron la confianza ciudadana al dejar de cumplir los compromisos y promesas ofrecidas que los llevaron al gobierno.
    La experiencia demuestra que la administración pública municipal es muy compleja. Es una responsabilidad que se potencializa; esto es: no es posible gobernar solo y únicamente para un partido político, sector o grupo. El gobierno es y debe ser integral: con y para todos los vecinos del municipio. De ahí la afirmación de que el derecho y obligación de gobernar no sólo es del Presidente Municipal, también lo es de los Síndicos y Regidores que juntos conforman el Ayuntamiento y todos son corresponsables de lo que ocurra con el gobierno municipal. No sobra decir que los regidores que fueron electos representando un partido o grupo político, sector o comunidad: no son regidores del partido o grupo, sector o comunidad, son integrantes del gobierno de toda la población que al protestar cumplir y hacer cumplir las leyes y reglamentos vigentes, asumen la responsabilidad compartida de gobernar para todos, anteponiendo los intereses colectivos a sus intereses particulares.
    Observar los aspectos enunciados en su artículo impulsarán el desarrollo municipal. Coincido en que política y socialmente es impostergable formalizar y organizar la participación ciudadana para gobernar corresponsablemente con la gente; atendiendo y orientando la participación de la comunidad para resolver los problemas que le aquejan; escuchándola y haciéndola participar en los programas y acciones pero también en la contraloría social para evaluar y avalar su ejecución. Si la comunidad participa en su planeación y ejecución, no habrá que convencerla después para que firme su aprobación y recepción.
    Lo que más conviene a los ciudadanos de hoy, es que en 2016 nos felicitemos porque se cumplieron las expectativas de desarrollo y bienestar social en nuestros municipios y por no equivocarnos al elegir a los Ayuntamientos que hoy asumen el gobierno. Este día, los integrantes del gobierno municipal reciben el poder político y los ciudadanos, refrendamos nuestra confianza de que harán lo necesario para cumplir su responsabilidad. Además de los expresados, el reto mayor de los Ayuntamientos será conquistar la Autoridad y el respeto de todos.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑