DIF: Referentes del Primer Informe

Las funciones encomendadas al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, inciden de manera significativa en nuestro desarrollo democrático al estar enfocadas a disminuir las graves condiciones de desigualdad que desafortunadamente sufren amplios sectores de la población. En este encargo, brinda asistencia social a personas, familias y comunidades que están en riesgo, que son vulnerables o que están en desventaja del resto de la población y promueve la integración y el desarrollo humano individual, familiar y comunitario, coordinando acciones para una mayor igualdad de oportunidades y equidad en el ejercicio de los derechos sociales, civiles y políticos.

El Primer Informe de actividades de la Sra. Guadalupe Romero de Olvera como presidenta del Patronato del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia Hidalgo (DIFH), anuncia una Nueva Visión de la Asistencia Social que, con una perspectiva innovadora, ubica el desarrollo humano como un concepto donde la solidaridad y corresponsabilidad social son las premisas de una política pública que da cabida a programas, acciones y proyectos que permiten enfrentar de manera conjunta e integral, no sólo la marginación y la pobreza de una parte significativa de la población en situación de vulnerabilidad, sino avanzar con rumbo claro en el cumplimiento del principal objetivo de la Institución: Lograr el desarrollo integral de la familia.

La visión de una política de asistencia social integral, transparente y solidaria, es congruente con el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016 y con los Objetivos de Desarrollo del Milenio comprometidos por la República con la Organización de las Naciones Unidas. Plantea atender y dar respuesta a las demandas y expectativas de la gente y coloca como eje fundamental, la formación de capital humano en el convencimiento de que las comunidades y sus habitantes pueden, por su propio esfuerzo, convertirse en protagonistas de su desarrollo y romper el círculo vicioso de la pobreza, la exclusión y la marginación, en la consideración de que, ahí es donde se gestan los ideales más profundos, donde se forjan los principios, donde está la raíz que estructura el presente y donde se construyen las relaciones individuales y los vínculos sociales.

Bienvenido el nuevo modelo de asistencia social que, convocando la participación de la sociedad civil organizada, los sectores público y privado, la academia y las estructuras vecinales y comunitarias, aspira a sumar una amplia base social compartiendo tareas de manera corresponsable y concurrente. En este sentido resulta muy satisfactoria la participación de la UNAM, de los DIF municipales, de las Secretarías de Salud, Educación y Desarrollo Social, de la UAEH, del CONAFE, de las Universidades Politécnica de Francisco I Madero y Tecnológica de la Sierra Hidalguense, Club de Leones, Telmex, CRIT-Teletón, Fundaciones y Centros de Asistencia Privada.

Los cinco ejes en que organizan el trabajo del modelo de asistencia social permiten atender el apoyo a la población vulnerable colocando en lugar prioritario a menores y jóvenes en riesgo y a los adultos mayores en situación de abandono, desamparo o maltrato; promover una alimentación sana para enfrentar con efectividad el sobrepeso y obesidad que afecta a casi un 28% de la población.

Así mismo, se orientan a lograr el progreso en las comunidades otorgando un rol protagónico a las personas, las familias y las comunidades, operando actividades desde cada uno de los siete Centros de Desarrollo Humano; y a fortalecer la atención a la salud, la rehabilitación y la discapacidad para generar seguridad, cohesión social e inclusión, con la entrega de ayudas funcionales, proyectos productivos, y el inicio de actividades del nuevo Centro de Rehabilitación Regional en Zacualtipán y los Centros Regionales de Prevención y Atención de Adicciones, que darán atención integralidad a los aspectos de salud.

También consideran impulsar la integración familiar y el desarrollo humano de los grupos vulnerables para privilegiar el rol de la familia como un invaluable agente educador, formador de valores ciudadanos y como el espacio de convivencia, formación y crecimiento de las personas.

Las políticas emprendidas con esta perspectiva parten del principio de que la familia es la célula de la sociedad, de ahí la importancia de programas como Crecer en Familia, que fortalece valores universales y Decidir, que fomenta la deliberación y propicia la participación de la familia para fijar el rumbo de las políticas públicas.

Lograr que las familias salgan de la pobreza, los niños estén sanos y bien nutridos y no haya más discriminación, no depende solamente del Estado, requiere que nos sumemos los ciudadanos, las familias y las comunidades; exige corresponsabilidad y coordinación entre los diferentes actores de la sociedad; demanda responsabilidad, ética, transparencia en la rendición de cuentas y combate a la impunidad.

Agenda

Es fundamental para los próximos Ayuntamientos conocer las actividades y funciones que corresponde realizar al DIF, particularmente el nuevo modelo de asistencia social, planear y diseñar sus programas de trabajo, identificar, ubicar y dimensionar a la población más vulnerable, conocer las reglas de operación de los programas para acceder a los recursos presupuestales y organizar la participación de las estructuras comunitarias y vecinales.

Destaco que esta semana se conmemoró el Día Internacional del Derecho a Saber, considero que resulta muy importante apuntar en la Agenda de los nuevos Ayuntamientos, que como sujetos obligados, tienen que garantizar el acceso a la información pública y ejercer una administración sujeta a la transparencia en la rendición de cuentas, prácticas en las que la Agenda Digital será determinante.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑